sábado, 25 de enero de 2014

La Bendición de las Normas. Éxodo 20.


VER VÍDEO.
Las normas son reglas de conducta que nos permite vivir bien en comunidad, las normas pretenden impregnar en el ser humano valores y principios que nos permitan vivir en paz y en seguridad. Existen normas y reglas de varios tipos: de cortesía, de higiene, morales, religiosas, etc.
Cuando Israel estaba en Egipto solo era un gran número de personas y aunque su trabajo era fuerte ellos dependían de sus amos.
Pero ahora las cosas estaban por cambiar y para ellos de manera muy drástica.
Dios no quería que ellos fueran tan solo un número muy grande de personas. Dios quería que ellos se conformaran como pueblo, su pueblo.
Lo único que hace diferencia entre un montón de gente y un pueblo es el orden y el orden solo se lo consigue a través de normas.
Ya no había Amos que los controlaran a hora eso les correspondía a ellos. Pero ellos no estaban a acostumbrados a manejar un pueblo por eso Dios mismo les da las leyes para que puedan funcionar como un verdadero pueblo.
La sociedad sin normas seria un caos. Todo el mundo tiene afán por llegar a algún lado, por esto es necesario normas que nos permitan esperar nuestro turno. En los bancos existen las filas, en las calles los semáforos, en algunos lugares se necesita de una ficha numerada. Etc.
Nosotros somos su pueblo y por eso es Jehová quien nos da sus normas de manera personal y como iglesia. La iglesia es teocrática. Es decir es un gobierno dirigido por Dios a través de los hombres.
Las normas de Dios no tienen un carácter solo religioso también pretendían brindarle al pueblo la posibilidad de aprender a convivir.
Qué cosas necesitamos para poder convivir en sociedad.
1. No tendrás otros Dioses. V 3 “No tendrás dioses ajenos delante de mí.” Nadie puede servir a dos señores ni en lo espiritual ni en lo secular.
2. No te harás Imágenes de mí. V 4 “20:4 No te harás imagen, ni ninguna semejanza de lo que esté arriba en el cielo, ni abajo en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierra. 20:5 No te inclinarás a ellas, ni las honrarás; porque yo soy Jehová tu Dios, fuerte, celoso, que visito la maldad de los padres sobre los hijos hasta la tercera y cuarta generación de los que me aborrecen,” si en lo secular tenemos otra imagen diferente a la que representa nuestro propósito nunca lo vamos a conseguir.
3. No tomaras el Nombre de Dios en Vano. V 7 “No tomarás el nombre de Jehová tu Dios en vano; porque no dará por inocente Jehová al que tomare su nombre en vano” no debemos hacer cosas en el nombre de Dios ni de ninguna otra persona de manera irresponsable.
4. Acuerdate del día de reposo. V 8-10 “Acuérdate del día de reposo para santificarlo.
20:9 Seis días trabajarás, y harás toda tu obra;  20:10 mas el séptimo día es reposo para Jehová tu Dios; no hagas en él obra alguna, tú, ni tu hijo, ni tu hija, ni tu siervo, ni tu criada, ni tu bestia, ni tu extranjero que está dentro de tus puertas
.” Debemos dedicarle un tiempo a nuestro Dios al igual que a nuestra familia y a nosotros mismo. Hay muchos hogares destruidos por no hacerlo.
5. Honra a tu padre y a tu Madre. V 12 “Honra a tu padre y a tu madre, para que tus días se alarguen en la tierra que Jehová tu Dios te da.” La honra es fundamental para la buena convivencia, honra a Dios a tus padres ya tus autoridades.
6. No Mataras. V 13 “No matarás” no solamente de manera física, hay personas que con su lengua a través de la murmuración o de la crítica matan emocionalmente.
7. No cometerás Adulterio. V 14 “No cometerás adulterio” no solamente en lo sexual, cada vez que engañamos a otras personas estamos adulterando.
8. No Hurtaras. V 15 “No hurtarás” lo primordial no robar los bienes ajenos. Pero que pasa cuando no cumplimos con nuestros horarios de trabajo. ¿También no estamos robando?
9. No hablaras contra tu prójimo falso testimonio. V 16 “No hablarás contra tu prójimo falso testimonio” las mentiras nunca son buenas para la convivencia. Es necesario siempre hablar con la verdad.
10. No codiciaras la casa de tu prójimo. V 17 “No codiciarás la casa de tu prójimo, no codiciarás la mujer de tu prójimo, ni su siervo, ni su criada, ni su buey, ni su asno, ni cosa alguna de tu prójimo” la infelicidad en el hombre comienza cuando no valora lo que tiene por estar anhelando lo que no tiene.
Muchos argumentan que ya los diez mandamientos no son vigentes en este tiempo. Muchas de estas personas son aquellas que les gusta vivir de manera desorganizada a pesar de llamarse cristianos.
Cada día encontramos más hogares en decadencia porque Satanás a través de los gobiernos de turno de la nación ha prohibido a los padres de familia corregir a sus hijos.
Las normas son necesarias en cualquier actividad de nuestra vida. En nuestra casa debe haber normas, tus hijos deben saber a qué horas entrar o salir. Como miembros de ese hogar debemos saber cuáles son mis espacios y cual el de los demás.
Si tu quieres renunciar a tu empleo porque estas cansado de cumplir normas y por eso es que te quieres independizar. Déjame decirte que ya has dado el primer paso a la quiebra o al fracaso de esa empresa que quieres formar. Tú debes imponerte normas que te permitan manejar de manera eficiente tu negocio. Debes saber a qué horas abrir o cerrar. Que dinero puedes tomar y cual no. Etc.
Dios es un Dios de orden, y solamente una vida de orden nos garantiza vivir en paz con Dios con nosotros mismos y con los demás.


    


Contribuye con nuestro ministerio. Con tu ofrenda podemos llegar a más personas con el evangelio de salvación. CONTÁCTANOS.