sábado, 1 de febrero de 2014

Conquístate a ti Mismo. Éxodo 21-23.


VER VÍDEO.
Cuando hablamos de conquista estamos refiriéndonos a tener el control y el dominio de algo. Hay dos formas de conquistar algo a través de la guerra o a través del amor.
Para cualquiera de las dos la única forma de lograrlo es a través de la preparación.
Dios le prometió a su pueblo que les daría la tierra que mana leche y miel pero muchos de ellos lo que no sabían era que la tenían que conquistar. Todos los seres humanos deseamos muchas cosas. Lo malo es que muy pocas veces nos preparamos para conseguirlo.
Antes de conquistar esa tierra tenían que conquistar algo más difícil. Conquistarse ellos mismo. Conquístate a ti mismo y conquistaras al mundo.
El hombre ha hecho muchos esfuerzos por conquistar naciones y aun el deseo es conquistar planetas. Pero lo que muy pocas veces a tratado es de conquistarse así mismo.
Como conquistarnos a nosotros mismos:
1. Siendo Justos con Todos. 21: 1-3 “Estas son las leyes que les propondrás. 21:2 Si comprares siervo hebreo, seis años servirá; mas al séptimo saldrá libre, de balde. 21:3 Si entró solo, solo saldrá; si tenía mujer, saldrá él y su mujer con él.
2. Cuidando a los Demás. 21: 14-15 “Pero si alguno se ensoberbeciere contra su prójimo y lo matare con alevosía, de mi altar lo quitarás para que muera. 21:15 El que hiriere a su padre o a su madre, morirá.” Para cuidar a los demás es necesario cuidarnos a nosotros mismos. No puede pretender una persona conquistar a alguien cuando su vida es un desastre. No busques esposa o esposo solo porque estas solo y eres infeliz. Recuerda un infeliz mas otro infeliz el resultado es dos infelices viviendo juntos.
3. Restituyendo lo dañado o lo robado. 22: 1, 6 “Cuando alguno hurtare buey u oveja, y lo degollare o vendiere, por aquel buey pagará cinco bueyes, y por aquella oveja cuatro ovejas; Cuando se prendiere fuego, y al quemar espinos quemare mieses amontonadas o en pie, o campo, el que encendió el fuego pagará lo quemado” Nadie está exento de equivocarse o de cometer un error. Un abrazo, un beso, un decir perdóname. Puede ser una muy buena forma de restituir.
4. Aprendiendo hacer Favores. 22: 25-26 “Cuando prestares dinero a uno de mi pueblo, al pobre que está contigo, no te portarás con él como logrero, ni le impondrás usura.  22:26 Si tomares en prenda el vestido de tu prójimo, a la puesta del sol se lo devolverás” En una sociedad el motor principal que mueve a la humanidad es el interesarse por los demás y poder ayudarlos sin ningún interés.
El problema de la sociedad moderna es que estamos tan ocupados que ya no tenemos tiempo para nadie, eso hace que nuestro corazón se haya insensibilizado tanto.
5. No te hagas a los demás solo porque son mayoría. 23: 2 “No seguirás a los muchos para hacer mal, ni responderás en litigio inclinándote a los más para hacer agravios” no siempre por ser mayoría tienen la razón. Déjate guiar por el espíritu santo.
6. Aceptando que Dios no nos deja solos. 23: 20 “He aquí yo envío mi Ángel delante de ti para que te guarde en el camino, y te introduzca en el lugar que yo he preparado” No tomes tus propias decisiones.
7. Obedeciendo a Jesucristo. V 21 “Guárdate delante de él, y oye su voz; no le seas rebelde; porque él no perdonará vuestra rebelión, porque mi nombre está en él” De nada sirve aceptar que Dios no nos deja solos si no estamos dispuestos a obedecer.
8. No haciendo alianzas con el mundo. V 32 “No harás alianza con ellos, ni con sus dioses.” cualquiera que es amigo del mundo es enemigo de Dios. Santiago 4: 4 ¡Oh almas adúlteras! ¿No sabéis que la amistad del mundo es enemistad contra Dios? Cualquiera, pues, que quiera ser amigo del mundo, se constituye enemigo de Dios
9. No viviendo en el Mundo. V 33 “En tu tierra no habitarán, no sea que te hagan pecar contra mí sirviendo a sus dioses, porque te será tropiezo” No vivir en este mundo no significa que nos tenemos que ir a otro planeta, más bien significa que debemos mantenernos alejados del mal. Juan 17: 15- 16 “No ruego que los quites del mundo, sino que los guardes del mal. 
17:16 
No son del mundo, como tampoco yo soy del mundo.
Estar con Jesucristo no significa que no pasemos por dificultades. V 23 “Porque mi Ángel irá delante de ti, y te llevará a la tierra del amorreo, del heteo, del ferezeo, del cananeo, del heveo y del jebuseo, a los cuales yo haré destruir.” Lo que quiere decir es que el nos protege y nos ayuda a salir victoriosos.
Jesucristo nos hace libres de cualquier problema. Pero lo hace en procesos. V 28-30 “Enviaré delante de ti la avispa, que eche fuera al heveo, al cananeo y al heteo, de delante de ti.
23:29 No los echaré de delante de ti en un año, para que no quede la tierra desierta, y se aumenten contra ti las fieras del campo. 23:30 Poco a poco los echaré de delante de ti, hasta que te multipliques y tomes posesión de la tierra
La única forma de conquistar cualquiera de nuestros sueños o nuestros proyectos es si desde antes de iniciarlos nos mentalizamos para ganar. Predisponerse es estar listo y preparado antes de disponernos a iniciar nuestra conquista. No tengas miedo Jesucristo va delante de ti como poderoso guerrero para ayudarte a conquistar. Recuerda: Conquístate a ti mismo y conquistaras al mundo.



    


Contribuye con nuestro ministerio. Con tu ofrenda podemos llegar a más personas con el evangelio de salvación. CONTÁCTANOS.