domingo, 20 de abril de 2014

Buscando ser los Mejores. Levítico 8

Este mundo es difícil cada persona siempre busca ser el mejor. Algunos  sienten que han crecido solo porque han esperado que otros decrezcan o vayan en retroceso. Otros sin importarle y sin esperar a que otros decrezcan han crecido por que se han esforzado estos son verdaderamente los mejores.
Una vida mejor implica no sólo hacer una sola acción. En el caso del atletismo no solo es correr, implica también mejor alimentación, ejercicios orientados, pensamiento y predisposición positivos, disciplina, colaboración del entorno.
Ser el mejor es una lucha contigo mismo. Para ser mejor necesitas simplemente crecer. No eliminar a tu adversario, sino ser más grande que él.
Aron era un hombre escogido por Dios pero a pesar de eso todavía no estaba listo, era necesario prepararlo. Tal vez tú eres escogido para una misión, pero es necesario que te prepares.
Como llegar a ser los mejores.
1. Escoge a quienes han de trabajar contigo. Dios siempre escoge a su gente. V 2 “Toma a Aarón y a sus hijos con él, y las vestiduras, el aceite de la unción, el becerro de la expiación, los dos carneros, y el canastillo de los panes sin levadura” para poder hacer una buena elección de a quienes debo llamar para ayudarme hacer un trabajo es necesario:
1.      Conocer muy bien que es lo que quiero
2.      Conocer muy bien a los demás, sus habilidades y sus potencialidades.
2. Involucra a los demás en tus planes. Dios siempre involucraba a su pueblo. V 3 “y reúne toda la congregación a la puerta del tabernáculo de reunión.” si quieres que tus hijos un día mantengan la continuidad de tu empresa es necesario que los hagas participar desde ahora. Lo mismo sucede si quieres que ellos siempre se mantengan en los caminos de Dios.
3. Hacer las cosas como son y no como yo quiero. V 4-5 “Hizo, pues, Moisés como Jehová le mandó, y se reunió la congregación a la puerta del tabernáculo de reunión.  8:5 Y dijo Moisés a la congregación: Esto es lo que Jehová ha mandado hacer.” la vida es como es y no como debería. Muchas veces nos quedamos paralizados sin actuar renegando por que las cosas no salen como nosotros queremos. Nuestra queja diaria es; Dios debería acabar con la guerra, debería acabar con la pobreza. Etc.
4. Quita todo lo que estorba a tus propósitos. V 6 “Entonces Moisés hizo acercarse a Aarón y a sus hijos, y los lavó con agua.” es necesario siempre estar corrigiendo nuestros errores. Hebreos 10: 22 “” solo la corrección nos lleva a la perfección.
5. Preocúpate por tu apariencia, por la apariencia de tu empresa o la de tu familia. V 7-9 “Y puso sobre él la túnica, y le ciñó con el cinto; le vistió después el manto, y puso sobre él el efod, y lo ciñó con el cinto del efod, y lo ajustó con él.  8:8 Luego le puso encima el pectoral, y puso dentro del mismo los Urim y Tumim.  8:9 Después puso la mitra sobre su cabeza, y sobre la mitra, en frente, puso la lámina de oro, la diadema santa, como Jehová había mandado a Moisés.  8:10 Y tomó Moisés el aceite de la unción y ungió el tabernáculo y todas las cosas que estaban en él, y las santificó. ” Aarón era quien interpretaba la voluntad de Dios a través del Urim y el Tumim. Recuerda que una imagen vale más que mil palabras.  Para Dios la vestimenta determina la honra y la hermosura de una persona. Éxodo 28: 2 “Y harás vestiduras sagradas a Aarón tu hermano, para honra y hermosura.”  
6. Apártate, conságrate para Dios o conságrate en lo que haces, de la fuerza que le imprimas a lo que haces depende el éxito o el fracaso. V 12 “Y derramó del aceite de la unción sobre la cabeza de Aarón, y lo ungió para santificarlo.
7. Corregir nuestros errores.  V 14 “Luego hizo traer el becerro de la expiación, y Aarón y sus hijos pusieron sus manos sobre la cabeza del becerro de la expiación,” ellos eran sacerdotes pero no dejaban de ser hombres por lo tanto eran pecadores, nosotros podremos ser los padres o lo jefes en una empresa pero siempre estaremos expuestos a cometer errores. El único que nunca cometió pecado es Jesucristo. Hebreos 7: 28 “Porque la ley constituye sumos sacerdotes a débiles hombres; pero la palabra del juramento, posterior a la ley, al Hijo, hecho perfecto para siempre.” Jesús fue tentado pero siempre se mantuvo en santidad. Hebreos 4: 15 “Porque no tenemos un sumo sacerdote que no pueda compadecerse de nuestras debilidades, sino uno que fue tentado en todo según nuestra semejanza, pero sin pecado.
El hacer las cosas correctas hace que se consiga el éxito es decir la vida. V 35 “A la puerta, pues, del tabernáculo de reunión estaréis día y noche por siete días, y guardaréis la ordenanza delante de Jehová, para que no muráis; porque así me ha sido mandado.
Recuerda que nadie es perfecto todos necesitamos estar luchando cada día por ser mejores, mejores padres, mejores hijos, mejores profesionales. En una palabra de manera resumida nunca dejes de seguir luchando por ser el mejor en todo lo que hagas, solo así podrás mantener una vida de éxito.