sábado, 12 de abril de 2014

Estas Dispuesto a Pagar el Precio. Levítico 1-7.

En este mundo hay mucha gente que sueña en gran manera, hace muy buenos proyectos. Y pide mucho a Dios. Pero a pesar de eso nunca pueden conseguir lo que quieren la razón es muy sencilla. Anhelan muchas cosas pero no están dispuestas a pagar el precio.
¿Quieres ser un buen profesional, un gran empresario o un muy buen cristiano? Eso es maravilloso la pregunta del millón será. Que estás  dispuesto hacer para conseguirlo. Cuanto estas dispuesto a pagar por alcanzar ese sueño maravilloso que tienes.
El pueblo de Dios tenía problemas como todos nosotros eran un pueblo que constantemente estaba fallándole a Dios y  él estaba dispuesto a perdonarle todo lo que hacía pero el pueblo debería pagar un precio.
La forma como el pueblo tenía que pagar se llamaba ofrenda esta tenía que ser:
1. Excelente, tenía que ser perfecta. 1: 3 a “Si su ofrenda fuere holocausto vacuno, macho sin defecto lo ofrecerá
2. Tenía que ser de todo corazón es decir con buena voluntad. V 3 b “de su voluntad lo ofrecerá a la puerta del tabernáculo de reunión delante de Jehová.
Todos tenían que Ofrendar de acuerdo a sus posibilidades. 5: 6-7 “y para su expiación traerá a Jehová por su pecado que cometió, una hembra de los rebaños, una cordera o una cabra como ofrenda de expiación; y el sacerdote le hará expiación por su pecado.  5:7 Y si no tuviere lo suficiente para un cordero, traerá a Jehová en expiación por su pecado que cometió, dos tórtolas o dos palominos, el uno para expiación, y el otro para holocausto” y si no tenía para las Tórtolas. 5: 11 “Mas si no tuviere lo suficiente para dos tórtolas, o dos palominos, el que pecó traerá como ofrenda la décima parte de un efa de flor de harina para expiación. No pondrá sobre ella aceite, ni sobre ella pondrá incienso, porque es expiación
Se tenía que hacer ofrenda por:
1. La  Paz.  Restauraba su relación con Dios. 3: 1 “Si su ofrenda fuere sacrificio de paz, si hubiere de ofrecerla de ganado vacuno, sea macho o hembra, sin defecto la ofrecerá delante de Jehová.
2. Por el Pecado. 4: 1-2 “Habló Jehová a Moisés, diciendo: 4:2 Habla a los hijos de Israel y diles: Cuando alguna persona pecare por yerro en alguno de los mandamientos de Jehová sobre cosas que no se han de hacer, e hiciere alguna de ellas;
3. Por la culpa. 7: 1 “Asimismo esta es la ley del sacrificio por la culpa; es cosa muy santa.
Que se necesita para Obtener el Perdón:
1. Confesar. 5: 5 “Cuando pecare en alguna de estas cosas, confesará aquello en que pecó,” Había un pequeño niño visitando a sus abuelos en su granja. Él tenía una honda (resortera) con la que jugaba todo el día. Practicaba con ella en el bosque pero nunca daba en el blanco. Un poco desilusionado, regresó a casa para cenar. Al acercarse a casa, divisó al pato mascota de la abuela. Sin poder contenerse, tomó su honda y le pegó al pato en la cabeza y lo mató.
Estaba triste y espantado, así que escondió el cadáver del pato en el bosque. Pero se dio cuenta que su hermana Lucrecia lo estaba observando. Sin embargo, ella no dijo nada. Después de comer, la abuela dijo: <Lucrecia acompáñame a lavar los platos> Pero Lucrecia dijo: <Abuela, Pedro me dijo que hoy quería ayudar en la cocina, ¿no es cierto, Pedro? Y le susurró al oído: ¿Recuerdas lo del pato?> Entonces sin decir nada, Pedro lavó los platos.
Al día siguiente, el abuelo preguntó a los niños si querían ir de pesca, y la abuela dijo: <Lo siento; pero Lucrecia debe ayudarme a preparar la comida> Lucrecia con su sonrisa dijo: <Yo sí puedo ir, porque Pedro me dijo que él le gustaría ayudar ¿Verdad, Pedro? Y con su mirada le dijo: <¿Recuerdas lo del pato?> Entonces Lucrecia fue a pescar y Pedro se quedó.
Transcurridos muchos días en que Pedro estaba haciendo sus propias tareas y las de Lucrecia, finalmente él no pudo más. Fue donde la abuela y le confesó que había matado al pato. Ella se arrodilló, le dio un gran abrazo y le dijo: <Amorcito, yo ya lo sabía. Estuve parada en la ventana y lo vi todo, pero porque te amo te perdoné. Lo que me preguntaba era hasta cuándo permitirías que Lucrecia te tenga como esclavo>.
¿Hasta cuándo permitirás que tus pecados sin confesar te mantengan esclavo?
2. Pedir Perdón.
2. Restituir. 6: 4 “entonces, habiendo pecado y ofendido, restituirá aquello que robó, o el daño de la calumnia, o el depósito que se le encomendó, o lo perdido que halló,
Dios ya no quiere sacrificios. Hebreos 10: 5 “Por lo cual, entrando en el mundo dice: Sacrificio y ofrenda no quisiste; Mas me preparaste cuerpo.
Jesucristo es el cordero Juan 1:29 “El siguiente día vio Juan a Jesús que venía a él, y dijo: He aquí el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo.
Jesús exige que nosotros seamos el sacrificio vivo. Romanos 12: 1 “Así que, hermanos, os ruego por las misericordias de Dios, que presentéis vuestros cuerpos en sacrificio vivo, santo, agradable a Dios, que es vuestro culto racional.
Que estas dispuesto a pagar por lo que quieres. Jesucristo estuvo dispuesto a pagar por nuestra salvación con su v ida. 1 Corintios 7: 23 “Por precio fuisteis comprados; no os hagáis esclavos de los hombres.”; Tito 2: 14 “quien se dio a sí mismo por nosotros para redimirnos de toda iniquidad y purificar para sí un pueblo propio, celoso de buenas obras.
Para poder Pagar el Precio es necesario:
1. Saber qué es lo que quiero. Juan 4: 22-24 “Vosotros adoráis lo que no sabéis; nosotros adoramos lo que sabemos; porque la salvación viene de los judíos.  4:23 Mas la hora viene, y ahora es, cuando los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad; porque también el Padre tales adoradores busca que le adoren.  4:24 Dios es Espíritu; y los que le adoran, en espíritu y en verdad es necesario que adoren.
2. Trabajar duro. La única forma de lograr nuestros sueños es si nos esforzamos. Josué 1: 9 “Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas.
3. Tener Disciplina. No se puede lograr algo cuando se trabaja de manera esporádica.  Mateo 24: 13 “Mas el que persevere hasta el fin, éste será salvo.
4. Aprender. Es necesario estar dispuestos a innovar tener nuevos conocimientos de lo que se hace. Filipenses 4: 8 “Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad.
5. Tener Pasión. Sin amor por lo que se hace es difícil emprender y sobre todo concluir con algo. Colosenses 3: 23 “Y todo lo que hagáis, hacedlo de corazón, como para el Señor y no para los hombres
En la vida todo cuesta y si quieres ser el mejor en algo tienes que estar dispuesto a pagar el precio. La pereza, el desánimo y muchas otras cosas más, es necesario aprender a dejar al margen de nuestra vida.