sábado, 24 de mayo de 2014

Una Nueva Vida. Levítico 18-20.

Entre más pasa la vida muchas personas sienten que su vida no tiene sentido. Deambulan por el mundo pero sin un propósito claro de lo que quieren. El pueblo de Israel vivió muchos años esclavo de los egipcios apenas era natural que su vida se viera muy marcada con todas sus costumbres y tradiciones.
Antes de recibir a Jesucristo en nuestro corazón vivíamos de manera desorganizada tanto que aunque llevamos muchos años de cristianos todavía nos cuesta deshacernos de las prácticas y costumbres del mundo.  
El propósito de Dios no solo era sacar a Israel de las garras de Egipto, el propósito de Dios era darles una nueva vida
El propósito de Jesucristo no solo es hacer un milagro maravilloso en nuestra vida el propósito de Jesucristo es darnos una nueva vida. Juan 3: 3 “Respondió Jesús y le dijo: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de nuevo, no puede ver el reino de Dios
Con Jesucristo podemos decir que todo lo viejo quedo atrás y que ahora todo es nuevo. Comenzamos de nuevo; en el mundo se dice “Borrón y cuanta nueva” 2 Corintios 5: 17 “De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas.
Como lograr una nueva vida:
1. Aceptando la soberanía de Jehová nuestro Dios. 18: 1 - 2 “Habló Jehová a Moisés, diciendo: 
18:2 Habla a los hijos de Israel, y diles: Yo soy Jehová vuestro Dios.” cuando la gente repite el padre nuestro como oración lo que está haciendo en realidad es pidiendo ser gobernado por Dios. Lucas 11: 2 “Y les dijo: Cuando oréis, decid: Padre nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu nombre. Venga tu reino. Hágase tu voluntad, como en el cielo, así también en la tierra.
2. No Imitando lo malo. Los seres humanos por tendencia somos imitadores. “dime con quién andas y te diré quien eres” el secreto para  tener una nueva vida es no imitar lo malo que hacen las personas con las que convivimos. 18: 3 “No haréis como hacen en la tierra de Egipto, en la cual morasteis; ni haréis como hacen en la tierra de Canaán, a la cual yo os conduzco, ni andaréis en sus estatutos.
3. Sometiéndonos a las normas de Jehová. 18: 5 “Por tanto, guardaréis mis estatutos y mis ordenanzas, los cuales haciendo el hombre, vivirá en ellos. Yo Jehová.” en el mundo o en Egipto vivíamos bajo normas ahora con cristo no podemos vivir en anarquía. 1 Pedro 2: 16 “como libres, pero no como los que tienen la libertad como pretexto para hacer lo malo, sino como siervos de Dios
Que cosas no debemos imitar del mundo o de Egipto:
1. Los deseos de la carne. Mateo 26: 41 “Velad y orad, para que no entréis en tentación; el espíritu a la verdad está dispuesto, pero la carne es débil.” el capítulo 18 menciona los deseos de la carne y pablo los resume. Gálatas  5: 16-19 “Digo, pues: Andad en el Espíritu, y no satisfagáis los deseos de la carne.  5:17 Porque el deseo de la carne es contra el Espíritu, y el del Espíritu es contra la carne; y éstos se oponen entre sí, para que no hagáis lo que quisiereis. 5:18 Pero si sois guiados por el Espíritu, no estáis bajo la ley.  5:19 Y manifiestas son las obras de la carne, que son: adulterio, fornicación, inmundicia, lascivia
2. No Volverse a los Ídolos. 19: 4 “No os volveréis a los ídolos, ni haréis para vosotros dioses de fundición. Yo Jehová vuestro Dios” Muchos cristianos siguen idolatrando el trabajo, el dinero al esposo etc. Cualquier cosa que pongamos en primer lugar antes de Jesucristo ya es un ídolo.
3. No hurtar, no engañar ni mentir. 19: 11 “No hurtaréis, y no engañaréis ni mentiréis el uno al otro.
4. No ser chismoso. 19: 16 “No andarás chismeando entre tu pueblo. No atentarás contra la vida de tu prójimo. Yo Jehová.
5. No maldecir a nuestros padres. 20: 9 “Todo hombre que maldijere a su padre o a su madre, de cierto morirá; a su padre o a su madre maldijo; su sangre será sobre él.” Honra a padre y a madre y tu vida será una vida de excelencia. Efesios 6: 2 “Honra a tu padre y a tu madre, que es el primer mandamiento con promesa;
6. No ser deshonestos en los negocios. 19: 35-36 “No hagáis injusticia en juicio, en medida de tierra, en peso ni en otra medida.  19:36 Balanzas justas, pesas justas y medidas justas tendréis. Yo Jehová vuestro Dios, que os saqué de la tierra de Egipto.
En conclusión Jehová nos da la clave para disfrutar de una nueva vida. Nos da la regla de oro. Haced a los demás lo que quieres que te hagan a ti.  Mateo 7: 12 “Así que, todas las cosas que queráis que los hombres hagan con vosotros, así también haced vosotros con ellos; porque esto es la ley y los profetas.

Jesucristo quiere darnos una nueva vida, pero para poder disfrutar de una nueva vida es necesario cambiar nuestro comportamiento, nuestra actitud frente a los demás. Dios a nadie nos hizo desagradables; tú no eres desagradable. Tus actos te hacen ver desagradable.