domingo, 1 de junio de 2014

Una Vida Recta. Levítico 21-22

Cada día nos damos cuenta que es más difícil vivir de manera recta. Ser recto es no inclinarse ni a la derecha ni a la izquierda. Para caminar de manera recta es necesario tener un punto de referencia es decir es necesario saber para donde va. De lo  contrario como sabe si está andando  derecho o se ha torcido. Proverbios 21: 2  “Todo camino del hombre es recto en su propia  opinión;  Pero Jehová pesa los corazones.” En la  vida espiritual el punto de referencia es  jehová Dios. Salmo 27: 11 “Enséñame, oh   Jehová, tu camino, Y guíame por senda de rectitud A causa de mis enemigos.
En levítico 21 Dios les habla a los sacerdotes de mantener una vida recta es decir santa. 21: 1 “Jehová dijo a Moisés: Habla a los sacerdotes hijos de Aarón, y diles que no se contaminen por un muerto en sus pueblos.” un muerto es algo que ya no tiene vida que ya no sirve y que lógicamente cuando entra en estado de descomposición es desagradable. Muchas personas aunque respiran son desagradables y contaminantes al igual que un muerto.
Para Dios todos los que pertenecemos a su pueblo somos sacerdotes. 1 Pedro 2: 9 “Mas vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido por Dios, para que anunciéis las virtudes de aquel que os llamó de las tinieblas a su luz admirable;” esto quiere decir que el llamado a ser personas de rectitud es para todos no solo para los pastores o sacerdotes.
Dios quiere que vivamos bien o mejor dicho muy bien en cada una de nuestras áreas. Físicas, emocionales y espirituales. Pero para conseguirlo es necesario ser unas personas rectas.
Como llegar a ser personas de rectitud.
1. Dios es quien nos hace rectos. Salmo 51: 10 “Crea en mí, oh Dios, un corazón limpio,
Y renueva un espíritu recto dentro de mí
.” es nuestras fuerzas muchas veces es imposible actuar de manera correcta. Los seres humanos por naturaleza nos inclinamos a lo malo.
2. No hacer lo que los demás hacen. Debemos marcar diferencia. V 4 “No se contaminará como cualquier hombre de su pueblo, haciéndose inmundo.” no porque todo el mundo lo hace debemos hacerlo nosotros.
3. No te unas a personas que andan en caminos torcidos. V 7 “Con mujer ramera o infame no se casarán, ni con mujer repudiada de su marido; porque el sacerdote es santo a su Dios.” Si las personas de tu confianza son personas fracasadas pronto tú serás uno de ellos.
4. No buscando pretextos para torcernos. Ninguna persona puede ser tan importante que nos haga cometer cosas desagradables.  V 11 “ni entrará donde haya alguna persona muerta; ni por su padre ni por su madre se contaminará.
5. El sacerdote debe ser perfecto. V 17 “Habla a Aarón y dile: Ninguno de tus descendientes por sus generaciones, que tenga algún defecto, se acercará para ofrecer el pan de su Dios” es decir debe ser alguien que siempre este corrigiendo sus errores. Nadie somos todavía perfectos pero si todos debemos luchar por cada día ser mejores. La perfección se la consigue solo con la corrección, sin corrección no hay perfección. Una persona es recta cuando se fija más en sus defectos que en los de los demás. Si tus miras tus defectos o errores los puedes corregir.
Dios no se refiere a imperfección física a Dios no le interés lo externo a él le interesa es el corazón. 1 Samuel 16: 7 “Y Jehová respondió a Samuel: No mires a su parecer, ni a lo grande de su estatura, porque yo lo desecho; porque Jehová no mira lo que mira el hombre; pues el hombre mira lo que está delante de sus ojos, pero Jehová mira el corazón.” lo externo es reflejo de lo interno. Un corazón alegre hermosea el rostro. Proverbios 15: 13 “El corazón alegre hermosea el rostro; 
Mas por el dolor del corazón el espíritu se abate.” 
lo que hablamos lo determina nuestro corazón. Nosotros somos lo que sentimos y pensamos. Lucas 6: 45 “El hombre bueno, del buen tesoro de su corazón saca lo bueno; y el hombre malo, del mal tesoro de su corazón saca lo malo; porque de la abundancia del corazón habla la boca.”                 
Una persona con defectos emocionales se vuelve inútil. Un jorobado espiritual no puede llevar sus cargas ni la de los demás, un ciego espiritual no es capaz de ver las bendiciones de Dios, un cojo espiritual no avanza se estanca. V 18-20 “Porque ningún varón en el cual haya defecto se acercará; varón ciego, o cojo, o mutilado, o sobrado,  21:19 o varón que tenga quebradura de pie o rotura de mano,  21:20 o jorobado, o enano, o que tenga nube en el ojo, o que tenga sarna, o empeine, o testículo magullado.” no hay peor ciego que el que no quiere ver.
6. Lo que haga o lo que ofrezca sea a Dios o a los demás debe ser perfecto, cuando tengas que dar algo no des lo que ya no te sirve, regala lo mejor. 22: 21 “Ni de mano de extranjeros tomarás estos animales para ofrecerlos como el pan de vuestro Dios, porque su corrupción está en ellos; hay en ellos defecto, no se os aceptarán.  22:26 Y habló Jehová a Moisés, diciendo:
7. Fíjate un Propósito que te marque el camino por donde quieres caminar. Si no sabes para dónde vas tampoco puedes saber si vas por el camino correcto.

Una persona recta no es aquella que nunca se ha equivocado, una persona recta es aquella que se ha trazado un camino para poder avanzar y que cuando se equivoca lo reconoce lo corrige y sigue siempre para adelante.