domingo, 3 de agosto de 2014

Corazón de Conquistador. Números 13 – 14.

Todos soñamos con grandes cosas pero la verdad es que solo unos pocos lo pueden conseguir. Para conseguir nuestros anhelos se necesita mucho más que tan solo desearlo, se necesita tener corazón de conquistador.
El hombre ha conquistado muchas cosas y sigue soñando con quistar muchas otras más. Pero lo que siempre ha fallado y casi no ha podido conquistar es su mismo ser. Conquistarse así mismo es lo que más le ha costado al hombre. 
Dios prometió a su pueblo que lo llevaría hasta una tierra maravillosa pero no se la iba a entregar en bandeja de plata, era necesario que la conquistara.
A ti y a mi Dios nos ha prometido muchas cosas maravillosas. Pero también tenemos que aprender a conquistar eso que él quiere darnos. Esto con el fin de no hacernos unos inútiles.
Como conquistar lo que queremos lograr.
1. conocer muy bien lo que anhelamos 1-2 “Y Jehová habló a Moisés, diciendo: Envía tú hombres que reconozcan la tierra de Canaán, la cual yo doy a los hijos de Israel; de cada tribu de sus padres enviaréis un varón, cada uno príncipe entre ellos. es muy difícil luchar por algo que no se conoce. Nadie se enamora de lo que no conoce.
2. Analiza que posibilidades tienes para conquistar. V 18 “y observad la tierra cómo es, y el pueblo que la habita, si es fuerte o débil, si poco o numeroso;” mira sus fortalezas pero también sus debilidades. Esto nos permite prepararnos para la batalla. Lucas 14: 31- 32 ¿O qué rey, al marchar a la guerra contra otro rey, no se sienta primero y considera si puede hacer frente con diez mil al que viene contra él con veinte mil? 32 Y si no puede, cuando el otro está todavía lejos, le envía una embajada y le pide condiciones de paz.
3. Mira si eso vale la pena. V 19-20 “cómo es la tierra habitada, si es buena o mala; y cómo son las ciudades habitadas, si son campamentos o plazas fortificadas; 20 y cómo es el terreno, si es fértil o estéril, si en él hay árboles o no; y esforzaos, y tomad del fruto del país. Y era el tiempo de las primeras uvas.
4. Argumenta él porque conquistar. V 23 “Y llegaron hasta el arroyo de Escol, y de allí cortaron un sarmiento con un racimo de uvas, el cual trajeron dos en un palo, y de las granadas y de los higos.” cuando en una pareja se acaban los argumentos comienzan los conflictos.
5. No evadas la realidad de lo que es lo que quieres conquistar. V 27-28 “Y les contaron, diciendo: Nosotros llegamos a la tierra a la cual nos enviaste, la que ciertamente fluye leche y miel; y este es el fruto de ella.  13:28 Mas el pueblo que habita aquella tierra es fuerte, y las ciudades muy grandes y fortificadas; y también vimos allí a los hijos de Anac.” debes reconocer que te vas a enfrentar a gigantes. En la universidad, en el trabajo y aun en el hogar.
6. Siempre piensa que eres capaz. V 30 “Entonces Caleb hizo callar al pueblo delante de Moisés, y dijo: Subamos luego, y tomemos posesión de ella; porque más podremos nosotros que ellos.” la primer conquista que debes lograr es la de tu mente. Siempre piensa de manera positiva. Joel 3: 10 “Forjad espadas de vuestros azadones, lanzas de vuestras hoces; diga el débil: Fuerte soy.
7. Desecha todo pensamiento negativo. V 31 “Mas los varones que subieron con él, dijeron: No podremos subir contra aquel pueblo, porque es más fuerte que nosotros.” el principal enemigo para la conquista somos nosotros mismos. Filipenses 4: 8 “Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad.
8. No te menosprecies. V 32-33 “Y hablaron mal entre los hijos de Israel, de la tierra que habían reconocido, diciendo: La tierra por donde pasamos para reconocerla, es tierra que traga a sus moradores; y todo el pueblo que vimos en medio de ella son hombres de grande estatura.  13:33 También vimos allí gigantes, hijos de Anac, raza de los gigantes, y éramos nosotros, a nuestro parecer, como langostas; y así les parecíamos a ellos.” un espíritu cobarde contagia a los demás.  14: 2 “Y se quejaron contra Moisés y contra Aarón todos los hijos de Israel; y les dijo toda la multitud: ¡Ojalá muriéramos en la tierra de Egipto; o en este desierto ojalá muriéramos!
9. Ten una actitud de conquistador. 14: 9 “Por tanto, no seáis rebeldes contra Jehová, ni temáis al pueblo de esta tierra; porque nosotros los comeremos como pan; su amparo se ha apartado de ellos, y con nosotros está Jehová; no los temáis.” la clave para conquistar algo está en la actitud que tengamos frente a lo que queremos conquistar.
De nada sirve que un genio convierta a un ratón en león si sigue conservando el corazón de ratón.
El castigo para el que no puede ver oportunidades es el fracaso y el no logro de sus sueños y anhelos. 14: 30-31 “Vosotros a la verdad no entraréis en la tierra, por la cual alcé mi mano y juré que os haría habitar en ella; exceptuando a Caleb hijo de Jefone, y a Josué hijo de Nun.  14:31 Pero a vuestros niños, de los cuales dijisteis que serían por presa, yo los introduciré, y ellos conocerán la tierra que vosotros despreciasteis.
La diferencia entre los dos espías y los otros diez estaba en la forma de ver las cosas. Los diez espías solo vieron los problemas. Caleb y Josué pudieron ver las oportunidades.

Conquistar el mundo no es fácil, está lleno de gigantes pero de tu actitud depende que lo puedas lograr o no. No mires solo los problemas también mira las oportunidades que Dios te da para que puedas ser un verdadero conquistador.