domingo, 31 de agosto de 2014

El Poder de la Actitud. Números 20.

El poder tener una vida maravillosa y llena de éxito o el vivir de manera derrotada y en total fracaso depende de una sola cosa. ¡Nuestra Actitud! 
Nuestra actitud determina el éxito o el fracaso, nuestra actitud es la que abre o cierra puertas.
Nuestra actitud en la casa, en el trabajo, en el colegio, en la universidad o en cualquier lugar donde estemos es lo que determina una excelente convivencia.
Alguien puede darnos el mejor regalo, el que estábamos esperando desde hace mucho tiempo pero si nos lo da con una mala actitud en lugar de causarnos gozo nos causa dolor y tristeza.
Moisés  tenía una muy buena relación con Dios. Jehová con el único que hablaba cara a cara era con él. Números 12: 8 “Cara a cara hablaré con él, y claramente, y no por figuras; y verá la apariencia de Jehová. ¿Por qué, pues, no tuvisteis temor de hablar contra mi siervo Moisés?
Características de Moisés.
1. Moisés no hacía nada sin el consentimiento de Jehová. Números 20: 6 “Y se fueron Moisés y Aarón de delante de la congregación a la puerta del tabernáculo de reunión, y se postraron sobre sus rostros; y la gloria de Jehová apareció sobre ellos.” Como actuamos tú y yo. Si tenemos a Dios en primer lugar.
2. Dios siempre le respondía favorablemente. V 7-8 “Y habló Jehová a Moisés, diciendo: 
20:8 Toma la vara, y reúne la congregación, tú y Aarón tu hermano, y hablad a la peña a vista de ellos; y ella dará su agua, y les sacarás aguas de la peña, y darás de beber a la congregación y a sus bestias.
3. Era obediente a los mandatos de Dios. V 9 “Entonces Moisés tomó la vara de delante de Jehová, como él le mandó.” Los cristianos modernos tenemos mucho problema para obedecer a la palabra de Dios. Cuando algo nos conviene del antiguo testamento lo tomamos pero cuando no nos conviene decimos que eso no es para nosotros.
A pesar de todas estas maravillas que estamos observando sobre la vida de Moisés al final él tuvo castigo en lugar de bendición. V 12 “Y Jehová dijo a Moisés y a Aarón: Por cuanto no creísteis en mí, para santificarme delante de los hijos de Israel, por tanto, no meteréis esta congregación en la tierra que les he dado.
Moisés había hecho todo lo que Dios le ordeno. Pero su actitud fue lo que provocó la ira de Dios.

Como fue la actitud de Moisés.
1. Fue arrogante. V 10 “Y reunieron Moisés y Aarón a la congregación delante de la peña, y les dijo: ¡Oíd ahora, rebeldes! ¿Os hemos de hacer salir aguas de esta peña? ” se atribuyó la gloria para él. Salmos 138: 6 “Porque el SEÑOR es excelso, y atiende al humilde, más al altivo conoce de lejos.
2. Actuó con ira no hablo como era la orden golpeo. V 11 “Entonces alzó Moisés su mano y golpeó la peña con su vara dos veces; y salieron muchas aguas, y bebió la congregación, y sus bestias.” tu puedes tener la razón cuando castigas a tus hijos pero si lo haces con rabia les vas a causar daño.
3. ¿Cómo es tu actitud cuando te diriges a alguien?
Nuestra actitud no solo tiene que ver con nuestra forma de hablar, también lo podemos hacer con nuestros gestos o con una mirada.
Que hace que cambie nuestra actitud buena por una mala.
1. Cuando pasamos por un intenso dolor emocional. Provocado por una decepción o la pérdida de un ser querido. V  1 “Llegaron los hijos de Israel, toda la congregación, al desierto de Zin, en el mes primero, y acampó el pueblo en Cades; y allí murió María, y allí fue sepultada
2. Cuando llegan problemas a nuestra vida. V 2 “Y porque no había agua para la congregación, se juntaron contra Moisés y Aarón.” había problemas de escases de agua.
3. Cuando los demás están en nuestra contra y escuchamos sus murmuraciones. V 3-4 “Y habló el pueblo contra Moisés, diciendo: ¡Ojalá hubiéramos muerto cuando perecieron nuestros hermanos delante de Jehová!  20:4 ¿Por qué hiciste venir la congregación de Jehová a este desierto, para que muramos aquí nosotros y nuestras bestias?
4. Cuando las cosas no salen como las esperábamos o las planeamos. V 5 ¿Y por qué nos has hecho subir de Egipto, para traernos a este mal lugar? No es lugar de sementera, de higueras, de viñas ni de granadas; ni aun de agua para beber.
Como mejorar nuestra actitud.
1. Cambia tu manera de pensar. Filipenses 4: 8 “Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad.
2. Declara cada mañana que ese es el mejor día. Tú decides como quieres comenzar el día. Puedes profetizar que va a ser el peor solo porque está lloviendo o puedes decir gracias señor por la lluvia este va a ser el mejor día de mi vida.  Salmos. 118:24 “Este es el día que hizo Jehová; Nos gozaremos y alegraremos en él.
3. Deja a un lado el pasado tormentoso. Filipenses 3: 13 “Hermanos, yo mismo no pretendo haberlo ya alcanzado; pero una cosa hago: olvidando ciertamente lo que queda atrás, y extendiéndome a lo que está delante
Una actitud negativa nos lleva al fracaso una actitud positiva nos lleva al éxito. Cual actitud quieres asumir esa es tu decisión. Cristo siempre está listo para ayudarnos. Tu decides como quieres vivir de victoria en victoria o de derrota en derrota.