domingo, 7 de septiembre de 2014

El Mal del Desanimo. Números 21.

El pueblo de Dios estaba pasando por momentos muy difíciles por esta razón estaba desanimado. V 4 “Después partieron del monte de Hor, camino del Mar Rojo, para rodear la tierra de Edom; y se desanimó el pueblo por el camino.
 Un dibujo animado en la televisión es un dibujo que por la tecnología cobra vida. Por lo tanto algo animado es algo con vida y algo desanimado es algo que ya no tiene vida, está muerto.
La única forma de nunca desanimarnos seria si valoramos lo que tenemos en el momento o lo que Dios ha hecho en nuestra vida. Cuando tu dices estoy desanimado estas diciendo no quiero lo que tengo. Quiero lo de antes.
Lo Que Produce el Desánimo en una persona.
1. Murmuración contra Dios. V 5 a “Y habló el pueblo contra Dios” una persona que habla mal de Dios puede hablar mal de cualquiera.
2. Murmuración contra Los demás en especial los siervos de Dios. V 5 b “y contra Moisés: ¿Por qué nos hiciste subir de Egipto para que muramos en este desierto?
3. Inconformidad con lo que tenemos. V 5 c “Pues no hay pan ni agua, y nuestra alma tiene fastidio de este pan tan liviano.” Una persona inconforme nunca llega a ser feliz. No debemos ser resignados debemos luchar por obtener mejores cosas de las que tenemos siendo agradecidos con lo que hasta ahora hemos logrado.
4. Muerte. V 6 “Y Jehová envió entre el pueblo serpientes ardientes, que mordían al pueblo; y murió mucho pueblo de Israel.” Una persona desanimada es lo mismo que estar muerta. Se vuelve negligente todo lo hace a medias.
Porque se origina el desánimo.
1. Un Corazón dividido. Querer una cosa pero anhelar otra. Ser cristiano pero todavía anhelar al mundo ser casado pero anhelar una vida de soltero. Querer trabajar pero alavés anhelar los tiempos de ocio. Números 11: 5  “Nos acordamos del pescado que comíamos gratis en Egipto, de los pepinos, de los melones, los puerros, las cebollas y los ajos;
2. No Valorar lo que tenemos ni lo que Dios ha hecho por nosotros. V 2-3 “Entonces Israel hizo voto a Jehová, y dijo: Si en efecto entregares este pueblo en mi mano, yo destruiré sus ciudades. 
21:3 Y Jehová escuchó la voz de Israel, y entregó al cananeo, y los destruyó a ellos y a sus ciudades; y llamó el nombre de aquel lugar Horma.
3. Ser Negligente en lo que se hace. El que hace tan solo lo que le toca para Dios es una persona inútil. Lucas 17: 10 “Así también vosotros, cuando hayáis hecho todo lo que os ha sido ordenado, decid: Siervos inútiles somos, pues lo que debíamos hacer, hicimos.
Como Combatir al Desanimo.
1. Tomando la decisión de Actuar o de Cambiar. V 7 ¿Quién de vosotros, teniendo un siervo que ara o apacienta ganado, al volver él del campo, luego le dice: Pasa, siéntate a la mesa?” el arrepentimiento no es más que la decisión de cambiar de rumbo.
2. Teniendo nuestra mirada en un propósito. V 8 ¿No le dice más bien: Prepárame la cena, cíñete, y sírveme hasta que haya comido y bebido; y después de esto, come y bebe tú?
3. Creyendo en el propósito que tenemos. V 9 “Y Moisés hizo una serpiente de bronce, y la puso sobre una asta; y cuando alguna serpiente mordía a alguno, miraba a la serpiente de bronce, y vivía” de nada sirve que te propongas algo si no crees en ti ni en lo que estás haciendo.
4. No convirtiendo nuestro propósito en un Ídolo. 2 Reyes 18: 4 “El quitó los lugares altos, y quebró las imágenes, y cortó los símbolos de Asera, e hizo pedazos la serpiente de bronce que había hecho Moisés, porque hasta entonces le quemaban incienso los hijos de Israel; y la llamó Nehustán.
Como combatir el Desánimo Espiritual.
1. Teniendo un Propósito que alcanzar. Nuestra mirada en Jehová. Isaías 45: 22 “Mirad a mí, y sed salvos, todos los términos de la tierra, porque yo soy Dios, y no hay más.
2. Depositando nuestra mirada en Jesucristo. Juan 3: 14-15 “Y como Moisés levantó la serpiente en el desierto, así es necesario que el Hijo del Hombre sea levantado, 3:15 para que todo aquel que en él cree, no se pierda, más tenga vida eterna.
3. No Convirtiendo a Cristo en un Agüero. La Sangre de Cristo no es un amuleto de Protección. Cristo es una forma de vida que nos da salvación. 1 Juan 1: 7 “pero si andamos en luz, como él está en luz, tenemos comunión unos con otros, y la sangre de Jesucristo su Hijo nos limpia de todo pecado

Lucha cada día por hacer algo, se siempre agradecido con lo que tienes, recuerda de donde te rescato Jesucristo. El ser agradecido por lo que cristo ha hecho en nuestra vida hará que nunca nos desanimemos. Recuerda que estar desanimado es rechazar lo que ahora somos para volver al lugar de donde Cristo nos sacó.