domingo, 14 de septiembre de 2014

Hablar Mal Estrategia de Satanás. Números 22-24

Hablar mal es mal decir. Cuando alguien habla mal de otra persona se está dejando utilizar de satanás. El hablar mal por lo general consiste en que se diga cosas que no son con respecto de alguien. Con el fin de debilitarla y poderle causar daño. V 6 “Ven pues, ahora, te ruego, maldíceme este pueblo, porque es más fuerte que yo; quizá yo pueda herirlo y echarlo de la tierra; pues yo sé que el que tú bendigas será bendito, y el que tú maldigas será maldito.
El miedo, la envidia, la ignorancia hace que una persona piense en maldecir. V 3 “Y Moab tuvo gran temor a causa del pueblo, porque era mucho; y se angustió Moab a causa de los hijos de Israel.
Barreras contra la Maldición.
1. Cree que somos Benditos con toda Bendición. Efesios 1: 3 “Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos bendijo con toda bendición espiritual en los lugares celestiales en Cristo,” cada mañana levántate dando gracias a Dios por ser tan bendecido.
2. Cree que nadie puede maldecir aun Bendito de Dios. V 12 “Entonces dijo Dios a Balaam: No vayas con ellos, ni maldigas al pueblo, porque bendito es.” No tengas miedo de lo que los demás digan de ti.
3. No hay poder humano que pueda comprar maldición para un bendecido por Dios. Ni todo el oro del mundo serviría para maldecirlo. V 18 “Y Balaam respondió y dijo a los siervos de Balac: Aunque Balac me diese su casa llena de plata y oro, no puedo traspasar la palabra de Jehová mi Dios para hacer cosa chica ni grande.
4. El que maldice aun Bendecido se gana la ira de Dios. V 22 “Y la ira de Dios se encendió porque él iba; y el ángel de Jehová se puso en el camino por adversario suyo. Iba, pues, él montado sobre su asna, y con él dos criados suyos.” Cada vez que alguien te ataca se está enfrentando a Dios.
5. Nadie puede revocar la Bendición de Dios. Las decisiones de Dios no las puede hacer retroceder el hombre. 23: 20 “He aquí, he recibido orden de bendecir;  El dio bendición, y no podré revocarla.
6. La Brujería no le afecta aun Bendecido por Dios. El único poder que tiene el diablo es el que le da la misma gente. 23: 23 “Porque contra Jacob no hay agüero,  Ni adivinación contra Israel.
Como ahora, será dicho de Jacob y de Israel: ¡Lo que ha hecho Dios!
7. La maldición de un malvado se vuelve en su contra. 24: 9 “Se encorvará para echarse como león,  Y como leona; ¿quién lo despertará?  Benditos los que te bendijeren,  Y malditos los que te  maldijeren.” Génesis 12: 3 “Bendeciré a los que te bendijeren, y a los que te maldijeren maldeciré; y serán benditas en ti todas las familias de la tierra.
Como evitar la molestia de la maldición.
1. No escuches o no le prestes atención a los malos comentarios. Proverbios 26: 20 “Sin leña se apaga el fuego,  Y donde no hay chismoso, cesa la contienda.
2. Debes estar seguro de quien eres ahora. Recuerda que lo malo que éramos ya quedo atrás no dejes que satanás te señale. 2 Corintios 5: 17 “De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas
3. Debes estar convencido de lo que haces. Si estas con cristo tú eres capaz de cualquier cosa. Filipenses 4: 13 “Todo lo puedo en Cristo que me fortalece.
4. Cambia tu manera de pensar. Los seres humanos somos producto de lo que pensamos. La fe es positiva y es negativa si tú crees que puedes lo vas a lograr esa es tu fe. Pero si crees que no puedes nunca lo vas a lograr esa es tu fe.   Romanos 12: 2 “No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta.
5. No le des importancia a los malos comentarios de la gente. Gálatas 1: 10 “Pues, ¿busco ahora el favor de los hombres, o el de Dios? ¿O trato de agradar a los hombres? Pues si todavía agradara a los hombres, no sería siervo de Cristo” no vivas en función de los demás y sobre todo del que dirán

La única forma que tiene satanás para detener la buena labor de un siervo de Dios es a través del hablar mal. No dejes que los malos comentarios de los que se dejan utilizar por satanás te destruyan. Recuerda a palabras necias oídos sordos.