domingo, 4 de enero de 2015

Camino a la Bendición. Deuteronomio 9-10

Todos hacemos buenos planes para el comienzo de cada año y cuando el año termina por lo general nos sentamos a mirar cómo nos fue y muchas veces los resultados no son los más halagadores muchos de esos planes no se alcanzaron.
Termina un siclo de 365 días y tenemos la oportunidad de volver a comenzar. Volver a comenzar otra vez por el verdadero camino de la bendición.  En este mundo solo hay dos caminos uno a la bendición y otro a la maldición.
La decisión por cuál de los dos caminos queremos transitar es nuestra. 
Tú y yo decidimos que queremos hacer. Deuteronomio 30: 19 “Al cielo y a la tierra pongo hoy como testigos contra vosotros de que he puesto ante ti la vida y la muerte, la bendición y la maldición. Escoge, pues, la vida para que vivas, tú y tu descendencia,
Que debemos tener en cuenta para transitar por el camino de la bendición.
1. Tomar la decisión de pasar el Jordán. V 1 a “Oye, Israel: tú vas hoy a pasar el Jordán,” debemos entender que para conseguir algo en esta vida tenemos que enfrentarnos a problemas.
2. Estar preparados para enfrentarnos a grandes problemas. V 1 b “para entrar a desposeer a naciones más numerosas y más poderosas que tú, ciudades grandes y amuralladas hasta el cielo;” si tu quieres caminar con tranquilidad una cuadra debes prepararte mentalmente para caminar dos.
3. Conoce a tu enemigo o lo que vas hacer. V 2 “un pueblo grande y alto, hijos de los anaceos, de los cuales tienes tú conocimiento, y has oído decir: ¿Quién se sostendrá delante de los hijos de Anac?” conoce los riesgos y también lo que tienes. Lucas 14: 28-31 “Porque ¿quién de vosotros, queriendo edificar una torre, no se sienta primero y calcula los gastos, a ver si tiene lo que necesita para acabarla?  14:29 No sea que después que haya puesto el cimiento, y no pueda acabarla, todos los que lo vean comiencen a hacer burla de él,  14:30 diciendo: Este hombre comenzó a edificar, y no pudo acabar. 
14:31 
¿O qué rey, al marchar a la guerra contra otro rey, no se sienta primero y considera si puede hacer frente con diez mil al que viene contra él con veinte mil?
4. No te creas muy sobrado en lo que haces. V 4-5 “No pienses en tu corazón cuando Jehová tu Dios los haya echado de delante de ti, diciendo: Por mi justicia me ha traído Jehová a poseer esta tierra; pues por la impiedad de estas naciones Jehová las arroja de delante de ti.  9:5 No por tu justicia, ni por la rectitud de tu corazón entras a poseer la tierra de ellos, sino por la impiedad de estas naciones Jehová tu Dios las arroja de delante de ti, y para confirmar la palabra que Jehová juró a tus padres Abraham, Isaac y Jacob.” no todo lo que tenemos es porque lo merezcamos. Muchas cosas de las que tenemos son por misericordia de Dios.
5. Conoce tus debilidades. V 6-7 “Por tanto, sabe que no es por tu justicia que Jehová tu Dios te da esta buena tierra para tomarla; porque pueblo duro de cerviz eres tú. 9:7 Acuérdate, no olvides que has provocado la ira de Jehová tu Dios en el desierto; desde el día que saliste de la tierra de Egipto, hasta que entrasteis en este lugar, habéis sido rebeldes a Jehová.” Israel era un pueblo terco, rebelde  y tenía que trabajar mucho en esa área. En que tienes que trabajar tú. ¿Egoísmo? ¿Orgullo? ¿Envidia? Etc. cada uno de nosotros sabemos en qué tenemos que trabar para llegar a tener una vida de éxito.
Que debemos hacer.
1. Amar a Jehová y todo lo que hagamos. 10: 12 a “Ahora, pues, Israel, ¿qué pide Jehová tu Dios de ti?, sino que temas a Jehová tu Dios, que andes en todos sus caminos, y que lo ames
2. Servir a Jehová y a los demás. V 12 b “, y sirvas a Jehová tu Dios con todo tu corazón y con toda tu alma;” una persona servicial siempre tiene las puertas abiertas para otra oportunidad. Jesucristo es ejemplo de servicio. Mateo 20: 28 “como el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para servir, y para dar su vida en rescate por muchos.
3. Vivir bajo normas. V 13 “que guardes los mandamientos de Jehová y sus estatutos, que yo te prescribo hoy, para que tengas prosperidad” las normas nos hacen prosperar. El propósito de las normas es hacer que las cosas funcionen bien.
4. Sacar todo lo malo de nuestro corazón. V 16 “Circuncidad, pues, el prepucio de vuestro corazón, y no endurezcáis más vuestra cerviz.” circuncidar es cortar. Que debemos cortar de nuestro corazón. Envidia, odio, pereza. Etc.
5. Ser agradecidos. V 21-22 “Él es el objeto de tu alabanza, y él es tu Dios, que ha hecho contigo estas cosas grandes y terribles que tus ojos han visto.  10:22 Con setenta personas descendieron tus padres a Egipto, y ahora Jehová te ha hecho como las estrellas del cielo en multitud.” debemos ser agradecidos con Dios y con todos los que Dios ha utilizado para ayudarnos. El ser agradecido hace que las puertas de oportunidad siempre estén abiertas.
Lo que más le molesta a Jesucristo es que la gente a quien se le ayuda sea desagradecida. Jesús sano a diez y solo uno se acordó de agradecerle. Lucas 17: 15-18 “Entonces uno de ellos, viendo que había sido sanado, volvió, glorificando a Dios a gran voz,  17:16 y se postró rostro en tierra a sus pies, dándole gracias; y éste era samaritano.  17:17 Respondiendo Jesús, dijo: ¿No son diez los que fueron limpiados? Y los nueve, ¿dónde están?  17:18 ¿No hubo quien volviese y diese gloria a Dios sino este extranjero?
Dios nos da la oportunidad de volver a comenzar de nuevo corrige los errores del pasado y podrás vivir un excelente presente que te garantice un maravilloso futuro.