domingo, 1 de marzo de 2015

Viviendo en Comunidad. Deuteronomio 21-22

Ya el pueblo de Israel estaba en la tierra prometida es decir su nueva casa, ahora era momento de mejorar su calidad de vida. Hay muchos factores que contribuyen al logro de ese propósito y, entre ellos, está la forma en que te relacionas con las personas que forman la comunidad en la que vives.
Al adquirir una vivienda te estás integrando también a una nueva comunidad. El ambiente de esa comunidad va a influir en la educación, la salud y el desarrollo de cada uno de los miembros de tu familia. Tu hogar no termina  donde termina tu casa: se extiende hasta el espacio que conforma su calle, manzana, jardín y los servicios  comunitarios, como la recolección de basura, drenaje, alumbrado, entre otros.
Como nos damos cuenta los seres humanos de una o de otra forma tenemos que vivir en comunidad. Y para esto es necesario aprender hacerlo.
1. Tener un Sentido de Responsabilidad. 21: 1-3 “Si en la tierra que Jehová tu Dios te da para que la poseas, fuere hallado alguien muerto, tendido en el campo, y no se supiere quién lo mató,  21:2 entonces tus ancianos y tus jueces saldrán y medirán la distancia hasta las ciudades que están alrededor del muerto.  21:3 Y los ancianos de la ciudad más cercana al lugar donde fuere hallado el muerto, tomarán de las vacas una becerra que no haya trabajado, que no haya llevado yugo;” cuando alguien hace algo indebido en nuestro espacio alguien tiene responder. En este caso se trataba de un muerto en nuestra comunidad puede ser que alguien tiró basura en la calle. La casa que queda más cerca a lo que botaron tendría que responsabilizarse. Para que su casa y el barrio no se vean feo.

2. Debe ser justo. V 15-16 “Si un hombre tuviere dos mujeres, la una amada y la otra aborrecida, y la amada y la aborrecida le hubieren dado hijos, y el hijo primogénito fuere de la aborrecida;  21:16 en el día que hiciere heredar a sus hijos lo que tuviere, no podrá dar el derecho de primogenitura al hijo de la amada con preferencia al hijo de la aborrecida, que es el primogénito;” dar a cada quien lo que le corresponde. La justicia debe estar  encima de los propios sentimientos o afectos que podamos sentir por los demás.
3. Debe ejercer disciplina y Corrección. V 18- 21 Si vieres extraviado el buey de tu hermano, o su cordero, no le negarás tu ayuda; lo volverás a tu hermano. “” en este caso literalmente el joven debía morir. Hoy no debe morir físicamente pero si se debe ejercer disciplina sobre los hijos. La falta de carácter de los padres ha hecho que los hogares estén descompuestos y por lo tanto la sociedad también. Si se quiere arreglar la sociedad se debe arreglar las familias.
4. Debe haber ayuda mutua. Identifica que necesidades hay en tu comunidad religiosa o secular. 22: 1 “Si vieres extraviado el buey de tu hermano, o su cordero, no le negarás tu ayuda; lo volverás a tu hermano.” las familias fuertes son aquellas que descubrieron el valor de la unidad. Una sociedad puede ser fuerte a medida que se mantenga unida. El egoísmo y el  individualismo hacen que las sociedades se acaben o se corrompan.
5. Debe mantenerse la Identidad. 22: 5 “No vestirá la mujer traje de hombre, ni el hombre vestirá ropa de mujer; porque abominación es a Jehová tu Dios cualquiera que esto hace.” un acto equivocado puede alterar el comportamiento de una persona hasta alterar la forma de pensar y por lo tanto también la forma de vivir.
6. Debe ser Prevenido. El adagio popular dice hombre prevenido vale por dos. V 8 “Cuando edifiques casa nueva, harás pretil a tu terrado, para que no eches culpa de sangre sobre tu casa, si de él cayere alguno.” muchos de los hogares destruidos, negocios fracasados y accidentes graves se ocasionan debido a descuidos. Es mejor prevenir que lamentar también dice otro adagio muy conocido.
7. Debe conservarse la buena moral.
1. No debe haber adulterio. V 22 “Si fuere sorprendido alguno acostado con una mujer casada con marido, ambos morirán, el hombre que se acostó con la mujer, y la mujer también; así quitarás el mal de Israel.
2. No debe haber violaciones. V 25 “Mas si un hombre hallare en el campo a la joven desposada, y la forzare aquel hombre, acostándose con ella, morirá solamente el hombre que se acostó con ella;

El vivir bien en nuestra comunidad es nuestra decisión. De ti y de mi depende que vivamos en paz o en constante violencia. No pienses solo en tu comodidad piensa también en los demás. Lo que para ti es bueno para los demás puede ser desagradable.