domingo, 29 de marzo de 2015

La Bendición de los Sentidos. Deuteronomio 29

Dios es perfecto y a nosotros nos hizo de manera perfecta. No bastaba con que Jehová hiciera una tierra maravillosa dotada de todo lo necesario para poder vivir bien. El también a nosotros nos doto de todo lo necesario para que pudiéramos disfrutar de esas maravillas que Jehová creo.
Lo que nos permite disfrutar de nuestro exterior son los sentidos. Sin ellos estaríamos encapsulados y no sabríamos que pasa a nuestro alrededor.
Estos sentidos son de manera física en nuestro cuerpo y de manera espiritual en nuestra alma.
Dios había hecho maravillas delante del pueblo de Israel. V 2-3 “Moisés, pues, llamó a todo Israel, y les dijo: Vosotros habéis visto todo lo que Jehová ha hecho delante de vuestros ojos en la tierra de Egipto a Faraón y a todos sus siervos, y a toda su tierra,  las grandes pruebas que vieron vuestros ojos, las señales y las grandes maravillas
Pero a pesar de todo eso Israel no se daba cuenta de las maravillas que habían vivido. La razón era muy simple. El pueblo de Israel no poseía esos sentidos espirituales que les permitiera sentir la bendición. V 4 “Pero hasta hoy Jehová no os ha dado corazón para entender, ni ojos para ver, ni oídos para oír
La bendición de los Sentidos. La vista, el gusto, el tacto, el olfato y el oído 
1. La Vista. Nos sirve para ver todo lo que nos rodea. El nervio óptico envía la señal al cerebro. Para que nos gocemos contemplando lo que nos rodea. Hay personas ciegas espirituales y no quieren ver las maravillas de Dios. Isaías 6: 10,  43: 8 “Engruesa el corazón de este pueblo, y agrava sus oídos, y ciega sus ojos, para que no vea con sus ojos, ni oiga con sus oídos, ni su corazón entienda, ni se convierta, y haya para él sanidad; Sacad al pueblo ciego que tiene ojos, y a los sordos que tienen oídos
2. El Gusto. A través de la lengua podemos percibir los diferentes sabores. Una persona sin gusto todo le sabe igual no puede disfrutar de la comida. Una persona sin gusto espiritual su vida es monótona, no tiene sabor todo le da igual. Con Jesucristo recobramos el gusto por lo que tenemos.  Jeremías 30: 3 “Porque he aquí que vienen días, dice Jehová, en que haré volver a los cautivos de mi pueblo Israel y Judá, ha dicho Jehová, y los traeré a la tierra que di a sus padres, y la disfrutarán.” Disfruta de la vida no permitas que las circunstancias difíciles te amarguen.
3. El Tacto. Dios nos dio las manos para que pudiéramos sentir las maravillas de Dios. Pero sobre todo para que a través de ellas podamos transmitir bendición a los demás.  Con ellas podemos acariciar sentirnos bien y hacer sentir bien. Y sobre todo podemos hacer que las cosas sean benditas. Deuteronomio 28: 8 “Jehová te enviará su bendición sobre tus graneros, y sobre todo aquello en que pusieres tu mano; y te bendecirá en la tierra que Jehová tu Dios te da
4. El Olfato. Dios nos dio la bendición de poder disfrutar de los diferentes olores que nos da la naturaleza. En lo espiritual nosotros también emanamos olor. Nuestro comportamiento nos hace oler de manera agradable o desagradable. 2 Corintios 2: 15 “Porque para Dios somos grato olor de Cristo en los que se salvan, y en los que se pierden
¿Cómo crees que hueles en la iglesia, en el trabajo, el estudio o la casa? Estás seguro que tú presencia es agradable a los demás.
5. El Oído. Dios nos capacito para poder oír a  lo que nos rodea. Pero sobre todo nos dio esta capacidad para poder oír a nuestros seres queridos.
La clave para tener una magnífica relación con los demás es tener la capacidad de oír más y hablar menos. Santiago 1: 19 “Por esto, mis amados hermanos, todo hombre sea pronto para oír, tardo para hablar, tardo para airarse
El oír o el ver es una cuestión de actitud. No hay peor ciego que aquel que no quiere ver y peor sordo que aquel que no quiere oír. Mateo 13: 15 “Porque el corazón de este pueblo se ha engrosado, Y con los oídos oyen pesadamente, Y han cerrado sus ojos; Para que no vean con los ojos, Y oigan con los oídos, Y con el corazón entiendan, Y se conviertan, Y yo los sane.
Dios nos dio la bendición de tener todos los sentido necesario para vivir bien no les des un mal uso y sobre todo nunca dejes de usarlos.


Resultado de imagen para recomienda a tus amigos