domingo, 14 de junio de 2015

La hora de Triunfar. Josué 11 – 12.

Dios quiere lo mejor para nosotros y nosotros también deseamos conseguir lo mejor. ¿Tu alguna vez has deseado tener lo mejor o ser el mejor o la mejor?
Entonces debes saber que conseguir lo mejor o ser la o el  mejor cuesta.
Si las cosas importantes fueran fáciles de conseguir dejarían de ser importantes. Algo que todo el mundo lo puede conseguir no es importante.
Dios le prometió a Josué que lo haría grande o importante. Josué 3: 7 “Entonces Jehová dijo a Josué: Desde este día comenzaré a engrandecerte delante de los ojos de todo Israel, para que entiendan que como estuve con Moisés, así estaré contigo.
Había llegado la hora de cumplirle la promesa a Josué. El seria grande y todo el mundo sabría que Jehová estaba con él.
Tú quieres que la gente sepa que Jehová está contigo. Si tú has pensado en ser muy importante. Ha llegado la hora de que eso sea posible pero recuerda algo.
Sin guerra no hay victoria nadie puede ser victorioso si no vive una guerra o ningún boxeador puede decir que es campeón si primero no pelea.
Como ser un Triunfador.
1. Espera grandes Rivales. V 1-5 “Cuando oyó esto Jabín rey de Hazor, envió mensaje a Jobab rey de Madón, al rey de Simrón, al rey de Acsaf, y a los reyes que estaban en la región del norte en las montañas, y en el Arabá al sur de Cineret, en los llanos, y en las regiones de Dor al occidente; y al cananeo que estaba al oriente y al occidente, al amorreo, al heteo, al ferezeo, al jebuseo en las montañas, y al heveo al pie de Hermón en tierra de Mizpa. Estos salieron, y con ellos todos sus ejércitos, mucha gente, como la arena que está a la orilla del mar en multitud, con muchísimos caballos y carros de guerra, Todos estos reyes se unieron, y vinieron y acamparon unidos junto a las aguas de Merom, para pelear contra Israel.” Un Dios tan poderoso como Jehová tiene que mostrarse en algo grande. Ese problema grande que estás pasando puede ser la oportunidad para dejar que Jehová se manifieste. ¿Sería que Josué en ese momento todavía quería ser famoso?
Muchos de nosotros queremos ser los mejores pero cuando empiezan a llegar los problemas como que nos desanimamos de ese maravilloso deseo.
En una persona con espíritu de victorioso los problemas no son más que retos que superar.
2. No te asustes de los obstáculos. V 6 “Mas Jehová dijo a Josué: No tengas temor de ellos, porque mañana a esta hora yo entregaré a todos ellos muertos delante de Israel; desjarretarás sus caballos, y sus carros quemarás a fuego” nuestros deseos son muy buenos y grandes el problema es que queremos propósitos grandes pero sin problemas y eso es imposible.
3. Actúa de manera Diligente. V 7 “Y Josué, y toda la gente de guerra con él, vino de repente contra ellos junto a las aguas de Merom” no dejes para mañana lo que puedes hacer hoy.
4. Obedece a las órdenes de Jehová o haz las cosas como se tienen que hacer. V 15 “De la manera que Jehová lo había mandado a Moisés su siervo, así Moisés lo mandó a Josué; y así Josué lo hizo, sin quitar palabra de todo lo que Jehová había mandado a Moisés.” las cosas no son como a nosotros nos parece las cosas son como Dios quiere o simplemente como tienen que ser. De acuerdo a las normas de convivencia del lugar donde te encuentras.
5. Entiende que los grandes logros toman tiempo. V 18 “Por mucho tiempo tuvo guerra Josué con estos reyes.” no importa cuántas veces caigas siempre debes estar dispuesto a levantarte y avanzar. Proverbios 24: 16 “Porque siete veces cae el justo, y vuelve a levantarse; Mas los impíos caerán en el mal.
6. Prepárate para siempre estar luchando. V 19 “No hubo ciudad que hiciese paz con los hijos de Israel, salvo los heveos que moraban en Gabaón; todo lo tomaron en guerra” La lucha se acaba cuando se acaba la vida.
7. No esperes lo fácil si quieres ser el mejor. V 20 “Porque esto vino de Jehová, que endurecía el corazón de ellos para que resistiesen con guerra a Israel, para destruirlos, y que no les fuese hecha misericordia, sino que fuesen desarraigados, como Jehová lo había mandado a Moisés.” Jehová no nos hace las cosas él nos entrena para que seamos victoriosos. Salmo 144: 1 “Bendito sea Jehová, mi roca, Quien adiestra mis manos para la batalla, Y mis dedos para la guerra;
Entre más grande quieres ser más guerras vas a tener. 12: 1,23-24 “Estos son los reyes de la tierra que los hijos de Israel derrotaron y cuya tierra poseyeron al otro lado del Jordán hacia donde nace el sol, desde el arroyo de Arnón hasta el monte Hermón, y todo el Arabá al oriente: el rey de Dor, de la provincia de Dor, otro; el rey de Goim en Gilgal, otro; el rey de Tirsa, otro; treinta y un reyes por todo”

Si tú crees que ya ha llegado la hora de triunfar significa que también ya ha llegado la hora de guerrear. Recuerda que sin combate no hay victoria pero lo más importante solo Jesucristo nos hace victoriosos.