domingo, 7 de junio de 2015

Los Peligros de Brillar. Josué 9 – 10.

Todos los seres humanos lo que más anhelamos es brillar, sobresalir en todo lo que hacemos. Esa es nuestra esencia por eso Jehová le prometió a Josué que él lo haría sobresalir en todo. Josué 3: 7 “Entonces Jehová dijo a Josué: Desde este día comenzaré a engrandecerte delante de los ojos de todo Israel, para que entiendan que como estuve con Moisés, así estaré contigo.
De esa misma forma todos los que hemos depositado nuestra confianza en Cristo también tenemos la promesa de que con el somos más que vencedores. Romanos 8: 28, 37 “Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados. Antes, en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó.
El problema de brillar es que nos exponemos ante los demás, antes estábamos en el anonimato nadie se daba cuenta de nosotros.
Cuando estabas en el alcohol o llevabas una vida desorganizada nadie te hacia caso ahora que ya conoces de Cristo y ya aprendiste a diezmar los falsos pastores y falsos hermanos en Cristo te quieren llevar a sus iglesias.
Los Peligros de Brillar.
1. Muchos te quieren bajar de donde estas. V 1-2 “Ahora, pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús, los que no andan conforme a la carne, sino conforme al Espíritu. Porque la ley del Espíritu de vida en Cristo Jesús me ha librado de la ley del pecado y de la muerte” la palabra dice que el que este de pie se cuide de no caer. 1 Corintios 10: 12 “Así que, el que piensa estar firme, mire que no caiga
2. Muchos buscan tu amistad solo por conveniencia. V 4 “para que la justicia de la ley se cumpliese en nosotros, que no andamos conforme a la carne, sino conforme al Espíritu.” cuando estas en la cima muchos se acuerdan de que eres amigo o su familiar.
3. Corremos el peligro de aliarnos con quienes no debemos. V 15 “Y Josué hizo paz con ellos, y celebró con ellos alianza concediéndoles la vida; y también lo juraron los príncipes de la congregación.” con el brillar muchas veces viene la ambición, la codicia y muchos otros males.
Cuando hacemos alianza con personas indebidas nos esclavizamos a ellos. V 17-19 “Y salieron los hijos de Israel, y al tercer día llegaron a las ciudades de ellos; y sus ciudades eran Gabaón, Cafira, Beerot y Quiriat-jearim, Y no los mataron los hijos de Israel, por cuanto los príncipes de la congregación les habían jurado por Jehová el Dios de Israel. Y toda la congregación murmuraba contra los príncipes. Mas todos los príncipes respondieron a toda la congregación: Nosotros les hemos jurado por Jehová Dios de Israel; por tanto, ahora no les podemos tocar.
4. Despertamos diferentes sentimientos entre los demás. Miedo, envidia o amor. 10: 1-2 “Cuando oyeron estas cosas todos los reyes que estaban a este lado del Jordán, así en las montañas como en los llanos, y en toda la costa del Mar Grande delante del Líbano, los heteos, amorreos, cananeos, ferezeos, heveos y jebuseos, se concertaron para pelear contra Josué e Israel.
5. Tenemos más compromisos. 10: 19 “y vosotros no os detengáis, sino seguid a vuestros enemigos, y heridles la retaguardia, sin dejarles entrar en sus ciudades; porque Jehová vuestro Dios los ha entregado en vuestra mano.” entre más alto escalemos más responsabilidades adquirimos. Lucas 12: 48 “Mas el que sin conocerla hizo cosas dignas de azotes, será azotado poco; porque a todo aquel a quien se haya dado mucho, mucho se le demandará; y al que mucho se le haya confiado, más se le pedirá.
La bendición de Brillar con Jesucristo.
1. Jesucristo pelea por nosotros de manera sobrenatural. 10: 10-11 “Y Jehová los llenó de consternación delante de Israel, y los hirió con gran mortandad en Gabaón; y los siguió por el camino que sube a Bet-horón, y los hirió hasta Azeca y Maceda. Y mientras iban huyendo de los israelitas, a la bajada de Bet-horón, Jehová arrojó desde el cielo grandes piedras sobre ellos hasta Azeca, y murieron; y fueron más los que murieron por las piedras del granizo, que los que los hijos de Israel mataron a espada.” tú no te desesperes simplemente confía en Dios.
2. Dios nos proporciona los medios necesarios para que triunfemos. V 12-14 “Entonces Josué habló a Jehová el día en que Jehová entregó al amorreo delante de los hijos de Israel, y dijo en presencia de los israelitas: Sol, detente en Gabaón; Y tú, luna, en el valle de Ajalón. Y el sol se detuvo y la luna se paró, Hasta que la gente se hubo vengado de sus enemigos. ¿No está escrito esto en el libro de Jaser? Y el sol se paró en medio del cielo, y no se apresuró a ponerse casi un día entero, Y no hubo día como aquel, ni antes ni después de él, habiendo atendido Jehová a la voz de un hombre; porque Jehová peleaba por Israel.
3. Jesucristo nos protege aunque no nos evita la batalla. 10: 21 “Todo el pueblo volvió sano y salvo a Josué, al campamento en Macedo; no hubo quien moviese su lengua contra ninguno de los hijos de Israel.
Para mantenernos siempre brillando sin correr el peligro de apagarnos es si siempre estamos de la mano de Jesucristo y además siendo fuertes y valientes.  V 25 “Y Josué les dijo: No temáis, ni os atemoricéis; sed fuertes y valientes, porque así hará Jehová a todos vuestros enemigos contra los cuales peleáis

Anhelar estar en la cima de nuestros sueños es un bonito deseo pero Recuerda que para conseguirlo tienes que luchar bastante. Las cosas especiales cuestan por esto son especiales el día en que no cuesten dejan de ser especiales. Pero recuerda que cuando ya estés en la cima brillando no dejes que tu propio brillo te deslumbre y te haga caer.