domingo, 26 de julio de 2015

Cristianos sin Cristo. Jueces 2-3


VER VÍDEOS.
Josué ya había muerto él era el conocedor de Dios. Josué 24: 15 “Y si mal os parece servir a Jehová, escogeos hoy a quién sirváis; si a los dioses a quienes sirvieron vuestros padres, cuando estuvieron al otro lado del río, o a los dioses de los amorreos en cuya tierra habitáis; pero yo y mi casa serviremos a Jehová.” el problema es que Josué nunca preparo personas para que se encargaran de dar a conocer a Jehová. V 8-10 “Pero murió Josué hijo de Nun, siervo de Jehová, siendo de ciento diez años. Y lo sepultaron en su heredad en Timnat-sera, en el monte de Efraín, al norte del monte de Gaas. Y toda aquella generación también fue reunida a sus padres. Y se levantó después de ellos otra generación que no conocía a Jehová, ni la obra que él había hecho por Israel.
Solo los lideres conocían a Jehová ellos morían y la protección de Dios parecía irse con ellos. V 18-19 “Y cuando Jehová les levantaba jueces, Jehová estaba con el juez, y los libraba de mano de los enemigos todo el tiempo de aquel juez; porque Jehová era movido a misericordia por sus gemidos a causa de los que los oprimían y afligían. Mas acontecía que al morir el juez, ellos volvían atrás, y se corrompían más que sus padres, siguiendo a dioses ajenos para servirles, e inclinándose delante de ellos; y no se apartaban de sus obras, ni de su obstinado camino.
Ver personas sirviendo a Jehová sin conocerlo no era raro. Cuando el profeta Samuel empieza a ministrar o a servir no conocía a Jehová. 1 Samuel 3: 1, 6-7 “El joven Samuel ministraba a Jehová en presencia de Elí; y la palabra de Jehová escaseaba en aquellos días; no había visión con frecuencia. Y Jehová volvió a llamar otra vez a Samuel. Y levantándose Samuel, vino a Elí y dijo: Heme aquí; ¿para qué me has llamado? Y él dijo: Hijo mío, yo no he llamado; vuelve y acuéstate. Y Samuel no había conocido aún a Jehová, ni la palabra de Jehová le había sido revelada.
Ver ahora a personas que dicen servirle a Jesucristo sin conocerlo es muy común. Cada día se levantan más pastores que hablan de Jesucristo pero que no tienen ni la menor idea de lo que Jesucristo demanda.
La preocupación de pablo era que cuando el muriera entrarían a la iglesia personas no conocedoras de Jesucristo a corromper el verdadero evangelio. Hechos 20: 29 “Porque yo sé que después de mi partida entrarán en medio de vosotros lobos rapaces, que no perdonarán al rebaño.
La única forma de conocer a alguien es teniendo vivencias con él. Dios dejo a los enemigos de Israel para que las nuevas generaciones aprendieran el arte de la guerra y también a depender de Dios. Jueces  3: 1-2 “Estas, pues, son las naciones que dejó Jehová para probar con ellas a Israel, a todos aquellos que no habían conocido todas la guerras de Canaán; solamente para que el linaje de los hijos de Israel conociese la guerra, para que la enseñasen a los que antes no la habían conocido:
Dios permite que tengamos dificultades para probar nuestra obediencia. 3: 3-4 los cinco príncipes de los filisteos, todos los cananeos, los sidonios, y los heveos que habitaban en el monte Líbano, desde el monte de Baal-hermón hasta llegar a Hamat. Y fueron para probar con ellos a Israel, para saber si obedecerían a los mandamientos de Jehová, que él había dado a sus padres por mano de Moisés.
El problema de hoy es que las iglesias tienen demasiado afán de crecer y esto los ha llevado a nombrar pastores y líderes sin ningún conocimiento cada quien enseña lo que se le ocurre y lo más triste a la gente le gusta. 2 Timoteo 4: 3-5 “Porque vendrá tiempo cuando no sufrirán la sana doctrina, sino que teniendo comezón de oír, se amontonarán maestros conforme a sus propias concupiscencias, y apartarán de la verdad el oído y se volverán a las fábulas. Pero tú sé sobrio en todo, soporta las aflicciones, haz obra de evangelista, cumple tu ministerio.
Cada día los tiempos son más difíciles cada vez vemos más personas enfermas, muchas con necesidades económicas y otras con problemas en sus casas los lideres no conocedores de Dios aprovechan esto para promocionar solo milagros. 2 Tesalonicenses 2: 8- 10 “Y entonces se manifestará aquel inicuo, a quien el Señor matará con el espíritu de su boca, y destruirá con el resplandor de su venida; inicuo cuyo advenimiento es por obra de Satanás, con gran poder y señales y prodigios mentirosos, y con todo engaño de iniquidad para los que se pierden, por cuanto no recibieron el amor de la verdad para ser salvos.
Hoy en día es muy común encontrar grandes iglesias o estadios llenos de gente ignorante de Jesucristo y su palabra  pero sedientas de un milagro. Muchas iglesias promocionan tanto las añadiduras que han sacado a Jesucristo de sus vidas. Apocalipsis 3: 20 “He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él, y él conmigo.
Lo único que puede evitar que seamos engañados por falsos pastores es el conocimiento de la palabra de Dios. Juan 8: 32 “y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres.
La iglesia de Berea era ejemplo de no creer cualquier cosa. Todo lo confrontaba con la palabra. Hechos 17: 10-11 “Inmediatamente, los hermanos enviaron de noche a Pablo y a Silas hasta Berea. Y ellos, habiendo llegado, entraron en la sinagoga de los judíos.
Como podemos ver el riesgo del deterioro del verdadero evangelio es cada día mayor.  Cada día se levantan más líderes y más cristianos sin conocimiento.
El fracaso en la sociedad se debe al mismo problema. Los padres nos preocupamos solo por darles todo lo necesario pero no preparamos a nuestros hijos para el futuro.
La única forma de que tus hijos no acaben con la herencia que piensas dejarles es si los involucras desde ahora para que ellos conozcan lo que haces y el día de mañana no acabe con lo que tanto te costó construir.
El mandato de Dios tanto en lo secular como en lo espiritual es que nos pongamos en la tarea de instruir a nuestros hijos a través del conocimiento. Deuteronomio 6: 7-8 “y las repetirás a tus hijos, y hablarás de ellas estando en tu casa, y andando por el camino, y al acostarte, y cuando te levantes. Y las atarás como una señal en tu mano, y estarán como frontales entre tus ojos
Jehová es un padre maravilloso él nos ayuda en lo que necesitamos pero lo más importante es que él nos prepara para la guerra de este mundo. Salmos 144: 1 “Bendito sea Jehová, mi roca, Quien adiestra mis manos para la batalla, Y mis dedos para la guerra
Si no quieres que el evangelio de Jesucristo se distorsione deja que la palabra de Dios sea nuestro molde o nuestra guía y sobre todo enséñala de manera constante.

Si no quieres que tus hijos el día de mañana acaben con tu patrimonio enséñales desde pequeños a como se lo debe administrar. Deja que tus hijos participen involúcralos en tus actividades no los dejes aun lado como simples espectadores. Hijos espectadores y cristianos espectadores son los que acaban con las herencias espirituales y seculares.