domingo, 1 de noviembre de 2015

Saliendo de la Crisis. Rut 2.



Cada vez los tiempos son más difíciles y esto lo sabemos no solo porque lo vemos también lo sabemos porque esa es la advertencia que Dios hace a través de su palabra. Juan 16: 33 “Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo.
En el capítulo anterior de Rut vimos como Noemí y Rut estaban pasando por una verdadera crisis llegaron al pueblo en absoluta pobreza y además el esposo de Noemí y sus dos hijos habían muerto. 1: 20-21 “Y ella les respondía: No me llaméis Noemí, sino llamadme Mara; porque en grande amargura me ha puesto el Todopoderoso. Yo me fui llena, pero Jehová me ha vuelto con las manos vacías. ¿Por qué me llamaréis Noemí, ya que Jehová ha dado testimonio contra mí, y el Todopoderoso me ha afligido?

En el pueblo vivía un varón que era Rico y era familiar de Noemí. 2: 1 “Tenía Noemí un pariente de su marido, hombre rico de la familia de Elimelec, el cual se llamaba Booz.” pudiéramos decir que dé a buenas ya tiene donde irse arrimar. Pero no, no fue así Noemí quería salir de la crisis no quería vivir de la lastima.
Como salir de la crisis.
1. Poniendo de nuestra parte para lograrlo. Esto quiere decir que:
1. 1.Teniendo la Capacidad de Humillarse. V 2 “Y Rut la moabita dijo a Noemí: Te ruego que me dejes ir al campo, y recogeré espigas en pos de aquel a cuyos ojos hallare gracia. Y ella le respondió: Ve, hija mía.” es necesario reconocer en la situación en la que estamos.
1. 2.Dejando que Dios Genere Oportunidades. V 3 “Fue, pues, y llegando, espigó en el campo en pos de los segadores; y aconteció que aquella parte del campo era de Booz, el cual era de la familia de Elimelec.” Rut no tenía ni la menor idea que Dios la iba a llevar hasta donde el familiar de Noemí. Jehová no es un Dios de casualidades. Jehová es un Dios de Propósitos.
1. 3.Esforsandose a lo máximo. 7 “y ha dicho: Te ruego que me dejes recoger y juntar tras los segadores entre las gavillas. Entró, pues, y está desde por la mañana hasta ahora, sin descansar ni aun por un momento.” El problema de muchos de nosotros es que queremos que Dios nos saque de la crisis pero nosotros no hacer nada.
1. 4. Ayudando sin interés. Es más fácil salir de la crisis cuando nosotros estamos acostumbrados a ayudar a quienes también han estado pasando por momentos de crisis.  V 10-11 “Ella entonces bajando su rostro se inclinó a tierra, y le dijo: ¿Por qué he hallado gracia en tus ojos para que me reconozcas, siendo yo extranjera? Y respondiendo Booz, le dijo: He sabido todo lo que has hecho con tu suegra después de la muerte de tu marido, y que dejando a tu padre y a tu madre y la tierra donde naciste, has venido a un pueblo que no conociste antes.
1. 5. Pensando que todo esfuerzo tiene recompensa. V 12 “Jehová recompense tu obra, y tu remuneración sea cumplida de parte de Jehová Dios de Israel, bajo cuyas alas has venido a refugiarte.
1.6. Compartiendo la bendición con los demás. V 17-18 “Espigó, pues, en el campo hasta la noche, y desgranó lo que había recogido, y fue como un efa de cebada. Y lo tomó, y se fue a la ciudad; y su suegra vio lo que había recogido. Sacó también luego lo que le había sobrado después de haber quedado saciada, y se lo dio.” Muchas personas solo piensan en ser ayudados pero les cuesta ayudar.
2. Dejando que Dios actué. Cuando nos acercamos a Jesucristo el actúa en nuestro favor. Booz era tipo de Jesucristo.
2. 1.Dios nos ofrece bienestar. V 8 “Entonces Booz dijo a Rut: Oye, hija mía, no vayas a espigar a otro campo, ni pases de aquí; y aquí estarás junto a mis criadas.
2.2. Él nos da un lugar de privilegio. V 14 “Y Booz le dijo a la hora de comer: Ven aquí, y come del pan, y moja tu bocado en el vinagre. Y ella se sentó junto a los segadores, y él le dio del potaje, y comió hasta que se sació, y le sobró.” no importa quienes éramos para Jesucristo todos somos importantes.
2.3. Jesucristo nos da más de lo que merecemos. V 15 – 16  Luego se levantó para espigar. Y Booz mandó a sus criados, diciendo: Que recoja también espigas entre las gavillas, y no la avergoncéis; y dejaréis también caer para ella algo de los manojos, y lo dejaréis para que lo recoja, y no la reprendáis.” él nos facilita las cosas. El problema es que muchas veces nosotros pensamos que es buena suerte.
Jesucristo quiere ayudarnos a salir de la crisis en la que podemos estar pasando pero debemos tener en cuenta que él hace lo que para nosotros es imposible. Lo que es posible nos corresponde a nosotros hacerlo. Esfuérzate se valiente confía en Jesucristo y pronto saldrás de la crisis.