domingo, 11 de octubre de 2015

Una Vida sin Dirección. Jueces 17-18.


Resultado de imagen para una vida sin direccion
La única forma para que alguien llegue a tener una vida de éxito es si sabe para dónde va y que es lo que quiere a esto se le llama tener una vida con dirección.
El pueblo de Israel había perdido la dirección cada quien hacia lo que quería. V 6 “En aquellos días no había rey en Israel; cada uno hacía lo que bien le parecía.” y esto es lo que exactamente pasa con muchos de nosotros llega un momento donde sentimos que nuestra vida no tiene ningún rumbo.
Lo único que nos puede guiar y mostrarnos por donde encaminarnos es Jesucristo a través de su palabra. Salmos 119: 105 “Lámpara es a mis pies tu palabra, Y lumbrera a mi camino.

Consecuencias de una vida sin Dirección.
1. Descomposición Familiar. 17: 1-2 “Hubo un hombre del monte de Efraín, que se llamaba Micaía, el cual dijo a su madre: Los mil cien siclos de plata que te fueron hurtados, acerca de los cuales maldijiste, y de los cuales me hablaste, he aquí el dinero está en mi poder; yo lo tomé. Entonces la madre dijo: Bendito seas de Jehová, hijo mío.” cuando no hay una cabeza a quien seguir cada miembro de la familia hace lo que quiere. La familia es la base de la sociedad. Familias descompuestas sociedad descompuesta.
Hay dos razones por las cuales una familia se puede descomponer.
1.1.Hijos desobedientes a los padres.
1.2.Padres que no asumen su papel de guía.
2. Cree en Dios a su manera. O hace las cosas según su parecer y no según se debe hacer. Es decir es un terco total. V 5 “Y este hombre Micaía tuvo casa de dioses, e hizo efod y terafines, y consagró a uno de sus hijos para que fuera su sacerdote.
3. Quieren hacer las cosas pero no saben cómo.  V 7-8 “Y había un joven de Belén de Judá, de la tribu de Judá, el cual era levita, y forastero allí. Este hombre partió de la ciudad de Belén de Judá para ir a vivir donde pudiera encontrar lugar; y llegando en su camino al monte de Efraín, vino a casa de Micaía. Y Micaía le dijo: ¿De dónde vienes? Y el levita le respondió: Soy de Belén de Judá, y voy a vivir donde pueda encontrar lugar.
4. Cada quien Busca su propio beneficio. V 10-11 “Entonces Micaía le dijo: Quédate en mi casa, y serás para mí padre y sacerdote; y yo te daré diez siclos de plata por año, vestidos y comida. Y el levita se quedó. Agradó, pues, al levita morar con aquel hombre, y fue para él como uno de sus hijos.
5. Vive de manera Relajada. Cuando una persona no tiene a quien rendirle cuentas se vuelve irresponsable. 18: 7 “Entonces aquellos cinco hombres salieron, y vinieron a Lais; y vieron que el pueblo que habitaba en ella estaba seguro, ocioso y confiado, conforme a la costumbre de los de Sidón, sin que nadie en aquella región les perturbase en cosa alguna, ni había quien poseyese el reino. Y estaban lejos de los sidonios, y no tenían negocios con nadie.
6. Se vende al mejor postor. 18: 18- 20 “Entrando, pues, aquéllos en la casa de Micaía, tomaron la imagen de talla, el efod, los terafines y la imagen de fundición. Y el sacerdote les dijo: ¿Qué hacéis vosotros? Y ellos le respondieron: Calla, pon la mano sobre tu boca, y vente con nosotros, para que seas nuestro padre y sacerdote. ¿Es mejor que seas tú sacerdote en casa de un solo hombre, que de una tribu y familia de Israel? Y se alegró el corazón del sacerdote, el cual tomó el efod y los terafines y la imagen, y se fue en medio del pueblo.
Como lograr una vida con Dirección.
1. Dejando que sea Jesucristo quien lo haga. Salmo 37: 23 “Por Jehová son ordenados los pasos del hombre, Y él aprueba su camino.
2. Teniendo un Plan que desarrollar cada día. Lucas 14: 28 “Porque ¿quién de vosotros, queriendo edificar una torre, no se sienta primero y calcula los gastos, a ver si tiene lo que necesita para acabarla?
3. Teniendo Paciencia. Hebreos 12: 1 “Por tanto, nosotros también, teniendo en derredor nuestro tan grande nube de testigos, despojémonos de todo peso y del pecado que nos asedia, y corramos con paciencia la carrera que tenemos por delante,
4. No dándose nunca por vencido. 2 Corintios 4: 8- 9 “que estamos atribulados en todo, mas no angustiados; en apuros, mas no desesperados; perseguidos, mas no desamparados; derribados, pero no destruidos;
5. Tomando cada día la decisión de ser feliz. Salmo 118: 24 “Este es el día que hizo Jehová; Nos gozaremos y alegraremos en él.
6. Cambiando nuestra manera negativa de pensar. Filipenses 4: 8 “Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad.
7. Pensando que todo es para bien.  Romanos 8: 28 “Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados.” Es más que resignarnos es sacarle provecho a todo lo que nos pasa.
Hablar de una vida con dirección es hablar de una vida organizada. El orden nos lleva a conquistar el éxito el desorden nos lleva al fracaso. Organiza tu vida y triunfaras.