domingo, 29 de noviembre de 2015

El Verdadero Amor. 1 Samuel 3.



En el tiempo en que Samuel ministraba estaba pasando algo terrible. Ya no había comunicación con Dios es decir su palabra escaseaba cada día mas. V 1 “El joven Samuel ministraba a Jehová en presencia de Elí; y la palabra de Jehová escaseaba en aquellos días; no había visión con frecuencia.
Como consecuencia de esta falta de comunicación Samuel aunque ya ministraba y ya enseñaba acerca Jehová él no lo conocía. V 7 “Y Samuel no había conocido aún a Jehová, ni la palabra de Jehová le había sido revelada.” hoy en día por la falta de comunicación ya no solo no conocemos a Jehová tampoco conocemos a quienes están con nosotros a las personas que decimos que más amamos.
Esta falta de conocimiento nos aleja de nuestros seres queridos.

Pero sabes que es lo más interesante y quizá hasta impactante. Samuel no conocía a Jehová…pero Jehová si conocía a Samuel. y lo conocía por su nombre. V  3-4 “Samuel estaba durmiendo en el templo de Jehová, donde estaba el arca de Dios; y antes que la lámpara de Dios fuese apagada, Jehová llamó a Samuel; y él respondió: Heme aquí.
Veamos una historia que nos puede ilustrar acerca de lo que es el verdadero amor.
Un hombre de cierta edad vino a la clínica donde trabajo, para hacerse curar una herida en la mano. Tenía bastante prisa y, mientras lo curaba, le pregunté qué era eso tan urgente que tenía que hacer. 
Me dijo que tenía que ir a una residencia de ancianos, para desayunar con su mujer que vivía allí. Me contó que llevaba algún tiempo en ese lugar y que tenía un Alzheimer muy avanzado. Mientras terminaba de vendar la herida, le pregunté si ella se alarmaría en caso de que él llegara tarde esa mañana.
No, me dijo. Ella ya no sabe quién soy. Hace ya casi cinco años que no me reconoce. Entonces, le pregunté extrañado: si ya no sabe quién es usted, ¿por qué esa necesidad de estar con ella todas las mañanas? Me sonrió y dándome una palmadita en la mano me dijo:
“Ella no sabe quién soy yo, pero yo todavía sé muy bien quién es ella”
Tuve que contener mis lágrimas mientras salía y pensé: Esa es la clase de amor que quiero para mi vida.
"El verdadero amor no se reduce a lo físico, ni a lo romántico. El  verdadero amor es la aceptación de todo lo que el otro es, de lo que ha sido, de lo que será y de lo que ya no es"

Características de un verdadero amor.
1. Nunca se cansa de esperar o de llamar. V 8-9 “Jehová, pues, llamó la tercera vez a Samuel. Y él se levantó y vino a Elí, y dijo: Heme aquí; ¿para qué me has llamado? Entonces entendió Elí que Jehová llamaba al joven. Y dijo Elí a Samuel: Ve y acuéstate; y si te llamare, dirás: Habla, Jehová, porque tu siervo oye. Así se fue Samuel, y se acostó en su lugar.
2. Siempre escucha. V 10 “Y vino Jehová y se paró, y llamó como las otras veces: ¡Samuel, Samuel! Entonces Samuel dijo: Habla, porque tu siervo oye.” no juzgues, no castigues, no reproches sin primero escuchar esto nos ayudara a entender a los demás.
3. No se Impone ante los demás. En especial acepta la voluntad de Dios. V 18 “Y Samuel se lo manifestó todo, sin encubrirle nada. Entonces él dijo: Jehová es; haga lo que bien le pareciere.
4. Siempre está disponible en un acompañamiento. V 19 “Y Samuel creció, y Jehová estaba con él, y no dejó caer a tierra ninguna de sus palabras.
5. Es Fiel. V 20 “Y todo Israel, desde Dan hasta Beerseba, conoció que Samuel era fiel profeta de Jehová.” ser fiel es mucho más que tan solo no estar con otra persona. Ser fiel es cumplir con todos sus compromisos y obligaciones. Hay personas que sexualmente nunca han sido infieles pero igual no se puede confiar en ellos ya que no son fieles a sus principios.
Hay muchas otras características del verdadero amor. 1 Corintios 13: 4- 8 “El amor es sufrido, es benigno; el amor no tiene envidia, el amor no es jactancioso, no se envanece no hace nada indebido, no busca lo suyo, no se irrita, no guarda rencor; no se goza de la injusticia, más se goza de la verdad. Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta. El amor nunca deja de ser; pero las profecías se acabarán, y cesarán las lenguas, y la ciencia acabará.
El verdadero amor es más que una simple emoción de momento. El verdadero amor es aquel que nos lleva a buscar el bien de los demás aun a costa de nuestro sufrimiento. Solo cuando buscamos la felicidad del otro logramos la nuestra.