domingo, 27 de diciembre de 2015

Prepárate para la Batalla. 1 Samuel 11.






Dios tiene dos propósitos maravillosos con nosotros sus hijos.
1. En el Campo espiritual Jehová quiere que seamos salvos y tengamos vida eterna.
2. En el campo Físico Jehová quiere restaurar nuestra vida de tal manera que tengamos una mejor calidad de vida.
Satanás no quiere que seamos victoriosos en ninguna de esas dos áreas es por eso que el utiliza el arma más poderosa que tiene para ganar las guerras. Esa arma poderosa se llama DESANIMO.
Una persona desanimada ya no tiene fuerzas para seguir luchando y fácilmente se da por vencido.

Saúl ya fue coronado como rey y su primera experiencia en el trono fue la confrontación o la guerra.
Como podemos prepararnos para La batalla.
1. Entendiendo que muchos van a querer avergonzarte. V 1-2 “Después subió Nahas amonita, y acampó contra Jabes de Galaad. Y todos los de Jabes dijeron a Nahas: Haz alianza con nosotros, y te serviremos. Y Nahas amonita les respondió: Con esta condición haré alianza con vosotros, que a cada uno de todos vosotros saque el ojo derecho, y ponga esta afrenta sobre todo Israel.” hay gente tan perversa que en lo único que piensa es en hacer maldad fingiendo ser buenos.
2. No dejando tu Batalla en manos de otros. V 3 “Entonces los ancianos de Jabes le dijeron: Danos siete días, para que enviemos mensajeros por todo el territorio de Israel; y si no hay nadie que nos defienda, saldremos a ti.” la resignación causa fracaso en la vida de una persona.
3. Dejando de lamentarte. V 4 “Llegando los mensajeros a Gabaa de Saúl, dijeron estas palabras en oídos del pueblo; y todo el pueblo alzó su voz y lloró.” Hay momentos en la vida donde se requiere actuar de manera decisiva.
4. Dejándose guiar por el Espíritu de Dios. V 5-6 “Y he aquí Saúl que venía del campo, tras los bueyes; y dijo Saúl: ¿Qué tiene el pueblo, que llora? Y le contaron las palabras de los hombres de Jabes. Al oír Saúl estas palabras, el Espíritu de Dios vino sobre él con poder; y él se encendió en ira en gran manera.” el espíritu santo es quien nos da poder para luchar sea en el campo espiritual o en el campo físico. Hechos 1: 8 “pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra.
El poder que nos da Dios no es el de un súper héroe. Dios nos da la capacidad de poder actuar en el momento preciso.
5. Enfrentando el Problema en Unidad. V 7 “Y tomando un par de bueyes, los cortó en trozos y los envió por todo el territorio de Israel por medio de mensajeros, diciendo: Así se hará con los bueyes del que no saliere en pos de Saúl y en pos de Samuel. Y cayó temor de Jehová sobre el pueblo, y salieron como un solo hombre.” satanás quiere dividirte para debilitarte. Una casa, una empresa o una iglesia dividida no puede mantenerse. Marcos 3: 25 “Y si una casa está dividida contra sí misma, tal casa no puede permanecer.
6. Estando seguros de la victoria. V 9 “Y respondieron a los mensajeros que habían venido: Así diréis a los de Jabes de Galaad: Mañana al calentar el sol, seréis librados. Y vinieron los mensajeros y lo anunciaron a los de Jabes, los cuales se alegraron.” si tú crees que puedes ganar ya eres un ganador si tú crees que vas a perder antes de pelear ya eres un perdedor. Si el boxeador sube al rin pensando en que va a perder en vano sube.
7. Actuando con astucia. V 10-11 “Y los de Jabes dijeron a los enemigos: Mañana saldremos a vosotros, para que hagáis con nosotros todo lo que bien os pareciere. Aconteció que al día siguiente dispuso Saúl al pueblo en tres compañías, y entraron en medio del campamento a la vigilia de la mañana, e hirieron a los amonitas hasta que el día calentó; y los que quedaron fueron dispersos, de tal manera que no quedaron dos de ellos juntos.” el problema de muchos de nosotros es que somos ingenuos. Nos dejamos creer de cualquier comentario, nos desanimamos con facilidad por eso el enemigo siempre termina ganando. Jesucristo nos manda a no ser ingenuos. Mateo 10: 16 “He aquí, yo os envío como a ovejas en medio de lobos; sed, pues, prudentes como serpientes, y sencillos como palomas.
8. No siendo vengativo. V 12-13 “El pueblo entonces dijo a Samuel: ¿Quiénes son los que decían: ¿Ha de reinar Saúl sobre nosotros? Dadnos esos hombres, y los mataremos. Y Saúl dijo: No morirá hoy ninguno, porque hoy Jehová ha dado salvación en Israel.” la violencia no solo genera más violencia también te impide disfrutar de la victoria.
9. Mantente siempre listo y preparado para la batalla. Salmo 144: 1 “Bendito sea Jehová, mi roca, Quien adiestra mis manos para la batalla, Y mis dedos para la guerra;
Mientras estemos en este mundo siempre tendremos batallas que librar. No tengas miedo confía en Jehová prepárate nunca te desanimes y vencerás.