domingo, 10 de enero de 2016

Aprendiendo a Esperar. 1 Samuel 13


Resultado de imagen para aprende a esperar

Vivimos en un mundo donde el que domina es el afán. Todo es de manera inmediata o Instantánea. Café instantáneo, almuerzos instantáneos y lo que es más triste y preocupante  Matrimonios instantáneos en la noche de bodas la novia le pregunta al novio como es que se llama.
Con la misma facilidad con que se toma la decisión de casarse se separan.
El esperar nos hace valorar, amar, conocer rectificar equivocaciones. Etc.
Hay un adagio popular que dice: del afán no queda sino el cansancio.
Nada logramos con apurarnos o afanarnos. Mateo 6: 27 “¿Y quién de vosotros podrá, por mucho que se afane, añadir a su estatura un codo?

Saúl tuvo que vivir un cambio trascendental en su vida pasar de ser un simple arreador de ganado a convertirse en un Rey. 1 Samuel 11: 5 “Y he aquí Saúl que venía del campo, tras los bueyes; y dijo Saúl: ¿Qué tiene el pueblo, que llora? Y le contaron las palabras de los hombres de Jabes.
Por esta razón él tenía que ser probado. 1 Samuel 13: 2-3 “escogió luego a tres mil hombres de Israel, de los cuales estaban con Saúl dos mil en Micmas y en el monte de Bet-el, y mil estaban con Jonatán en Gabaa de Benjamín; y envió al resto del pueblo cada uno a sus tiendas. Y Jonatán atacó a la guarnición de los filisteos que había en el collado, y lo oyeron los filisteos. E hizo Saúl tocar trompeta por todo el país, diciendo: Oigan los hebreos.
La respuesta del enemigo lógicamente no se hizo esperar. V 5 “Entonces los filisteos se juntaron para pelear contra Israel, treinta mil carros, seis mil hombres de a caballo, y pueblo numeroso como la arena que está a la orilla del mar; y subieron y acamparon en Micmas, al oriente de Bet-avén.” y frente a tanta desigualdad de fuerzas el pueblo como es natural tuvo miedo. V 6 “Cuando los hombres de Israel vieron que estaban en estrecho (porque el pueblo estaba en aprieto), se escondieron en cuevas, en fosos, en peñascos, en rocas y en cisternas.
La guerra no era la prueba que tenía que afrontar Saúl. La prueba consistía en aprender a esperar. V 7-8 “Y algunos de los hebreos pasaron el Jordán a la tierra de Gad y de Galaad; pero Saúl permanecía aún en Gilgal, y todo el pueblo iba tras él temblando. Y él esperó siete días, conforme al plazo que Samuel había dicho; pero Samuel no venía a Gilgal, y el pueblo se le desertaba.
Saúl no superó la Prueba. V 9-10 “Entonces dijo Saúl: Traedme holocausto y ofrendas de paz. Y ofreció el holocausto. Y cuando él acababa de ofrecer el holocausto, he aquí Samuel que venía; y Saúl salió a recibirle, para saludarle.” ¿Cómo estás tú en asuntos de Paciencia? Si puedes esperar o por lo contrario eres de los que se desespera con facilidad.
Consecuencias de no saber esperar.
1. Incapacidad para pensar. V 13 “Entonces Samuel dijo a Saúl: Locamente has hecho; no guardaste el mandamiento de Jehová tu Dios que él te había ordenado; pues ahora Jehová hubiera confirmado tu reino sobre Israel para siempre.” una persona desesperada no tiene lucidez o claridad en sus pensamientos. En un temblor o terremoto la mayoría de las víctimas mortales son ocasionadas por la desesperación.
2. Perdida del Propósito. V 14 “Mas ahora tu reino no será duradero. Jehová se ha buscado un varón conforme a su corazón, al cual Jehová ha designado para que sea príncipe sobre su pueblo, por cuanto tú no has guardado lo que Jehová te mandó.” por lo general las cosas nos salen mal. Dios quería que el reinado de Saúl fuera eterno pero no fue posible.
Porque no podemos Esperar.
1. Por agradar a los demás. V 11 “Entonces Samuel dijo: ¿Qué has hecho? Y Saúl respondió: Porque vi que el pueblo se me desertaba, y que tú no venías dentro del plazo señalado, y que los filisteos estaban reunidos en Micmas,
2. Por Miedo. V 12 “me dije: Ahora descenderán los filisteos contra mí a Gilgal, y yo no he implorado el favor de Jehová. Me esforcé, pues, y ofrecí holocausto.” muchas personas no actúan por miedo al que dirán, miedo a equivocarse o miedo a las cosas nuevas.
Beneficios de saber Esperar.
1. Paz y tranquilidad. Filipenses 4: 6-7 “Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús.
2. Nuevas Fuerzas. Isaías 40: 31 a  pero los que esperan a Jehová tendrán nuevas fuerzas” la impaciencia por lo general nos debilita. Cuando nos sentimos desanimados lo mejor que podemos hacer es esperar en Jesucristo.
3. Levantaran las Alas como las Águilas. V 31 b “; levantarán alas como las águilas;” las águilas al igual que los aviones para poder despegar o levantar vuelo necesitan vientos en contra.
4. Correrán y no se cansaran. V 31 c “correrán, y no se cansarán; caminarán, y no se fatigarán.” Una persona impaciente por lo general nuca llega a la meta de sus sueños a la mitad del camino termina desanimándose.
El saber esperar es la base para lograr tener éxito en todo lo que emprendemos. La desesperación solo causa fracaso. No te desesperes ten paciencia y triunfaras.