domingo, 3 de enero de 2016

El Arte de Servir. 1 Samuel 12.






Servir es más que tan solo hacer algo que a otro le agrada. El servicio es toda una filosofía de vida que nos permite transformar sociedades. La estrategia de Jesús para la transformación del mundo era el servicio. Marcos 10: 45 “Porque el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para servir, y para dar su vida en rescate por muchos.
Una persona que no sirve es una persona inútil. Jesús nos sana con el propósito de convertirnos en personas útiles. Mateo 8: 14-15 “Vino Jesús a casa de Pedro, y vio a la suegra de éste postrada en cama, con fiebre. Y tocó su mano, y la fiebre la dejó; y ella se levantó, y les servía.” para Jesucristo una persona que tan solo hace lo que le toca es inútil. Lucas 17: 10 “sí también vosotros, cuando hayáis hecho todo lo que os ha sido ordenado, decid: Siervos inútiles somos, pues lo que debíamos hacer, hicimos.

Consecuencias de una vida de servicio.
1. Hay Restauración. V 19 “Entonces dijo todo el pueblo a Samuel: Ruega por tus siervos a Jehová tu Dios, para que no muramos; porque a todos nuestros pecados hemos añadido este mal de pedir rey para nosotros.” el pueblo además de pecar hizo a un lado la presencia de Dios. V 20 “Y Samuel respondió al pueblo: No temáis; vosotros habéis hecho todo este mal; pero con todo eso no os apartéis de en pos de Jehová, sino servidle con todo vuestro corazón.” el consejo de Samuel era no importa que hayas equivocado no dejes de servir a Jehová.
Aunque Dios es misericordioso una persona útil y servicial tiene más opciones de ser perdonado y sobretodo restituido en lo que era.
El diablo quiere convencernos de alejarnos de Dios cuando le fallamos. Cuando nos alejamos más nos hundimos en el pecado la única forma de salir del pecado es no dejando de servir.
2. Despertamos la gracia delante de Dios y de los demás. V 21-22 “No os apartéis en pos de vanidades que no aprovechan ni libran, porque son vanidades. Pues Jehová no desamparará a su pueblo, por su grande nombre; porque Jehová ha querido haceros pueblo suyo.” si nos arrepentimos de lo malo que hacemos y continuamos sirviendo conservaremos el aprecio de los demás.
3. Logramos la solidaridad de los demás. V 23 “Así que, lejos sea de mí que peque yo contra Jehová cesando de rogar por vosotros; antes os instruiré en el camino bueno y recto.” hay un adagio popular que dice: “el comedido come de lo escondido”
El servicio a Jehová debe estar motivado por el agradecimiento y la honra.  V 24 “Solamente temed a Jehová y servidle de verdad con todo vuestro corazón, pues considerad cuán grandes cosas ha hecho por vosotros.
4. Nos convertimos en ejemplo. Imagínate la siguiente escena: tienes una comida muy importante para ti. Tú sabes que entre tus invitados hay uno que te va a traicionar, uno que te negara tres veces y todos los demás saldrán corriendo y te abandonaran cuando más los necesites. ¿Qué harías? Lo más lógico es que nos prepararíamos un gran tema que tenga que ver con el servicio y la fidelidad. ¿Verdad?
Pero sabes que es lo más asombroso. Jesús no hizo eso él se paró y los sirvió con todo el amor que él tenía en su corazón. Juan 13: 4-5 “se levantó de la cena, y se quitó su manto, y tomando una toalla, se la ciñó. Luego puso agua en un lebrillo, y comenzó a lavar los pies de los discípulos, y a enjugarlos con la toalla con que estaba ceñido.
5. Hay Recompensa. Colosenses 3: 23- 24  Y todo lo que hagáis, hacedlo de corazón, como para el Señor y no para los hombres; sabiendo que del Señor recibiréis la recompensa de la herencia, porque a Cristo el Señor servís. servir a Dios  o a los demás siempre tiene recompensa agradable. Si el hombre no reconoce nuestro trabajo lo hará Jesucristo dándonos paz y felicidad.
Servir es todo un arte esto quiere decir que tenemos que tratar de hacerlo de la mejor manera. Servir no es fácil a todos nos gusta más que nos sirvan. Pero recuerda solo el servir produce verdadero gozo y felicidad en nuestra vida.