domingo, 7 de febrero de 2016

Venciendo Gigantes. 1 Samuel 17.






Todos los seres humanos en especial los cristianos sabemos que mientras estemos en este mundo siempre tendremos problemas en especial cuando emprendemos algo nuevo en nuestra vida o nos preparamos para algo mejor.
Cuando Saúl fue ungido como rey lo primero que tuvo que enfrentar fue  una guerra y ahora David ya que había sido ungido como rey lógicamente su primera experiencia seria el combate. V 8-9 “Y se paró y dio voces a los escuadrones de Israel, diciéndoles: ¿Para qué os habéis puesto en orden de batalla? ¿No soy yo el filisteo, y vosotros los siervos de Saúl? Escoged de entre vosotros un hombre que venga contra mí. Si él pudiere pelear conmigo, y me venciere, nosotros seremos vuestros siervos; y si yo pudiere más que él, y lo venciere, vosotros seréis nuestros siervos y nos serviréis.” 

La situación era extremadamente difícil el rey Saúl y su ejército estaban llenos de miedo y por lo tanto no sabían que hacer.  V 11 “Oyendo Saúl y todo Israel estas palabras del filisteo, se turbaron y tuvieron gran miedo.
En este caso el enemigo de David era un varón Gigante. Tu gigante y el mío pueden ser las circunstancias difíciles, los problemas, los traumas, las deudas, Los miedos. Etc.
Como vencer Gigantes.
1. No te dejes vencer por el miedo. V 24 “Y todos los varones de Israel que veían aquel hombre huían de su presencia, y tenían gran temor” a los israelitas les era difícil hacer frente a la batalla por el miedo. Es normal tener miedo lo que no es normal es dejarnos vencer por el miedo.
Lo que ocasiona el miedo.
1.      1.   Paraliza. El miedo no te deja avanzar.
1.2.Te hace perder Buenas oportunidades de progreso
1.3.Te hace tomar malas decisiones.
2. Busca un Estímulo para luchar. Cuando tenemos una razón para hacer las cosas nos volvemos fuertes. V 26 a “Entonces habló David a los que estaban junto a él, diciendo: ¿Qué harán al hombre que venciere a este filisteo, y quitare el oprobio de Israel?
3. Valórate o siéntete Importante. V 26 b “Porque ¿quién es este filisteo incircunciso, para que provoque a los escuadrones del Dios viviente?
4. No escuches Palabras necias. V 28 “Y oyéndole hablar Eliab su hermano mayor con aquellos hombres, se encendió en ira contra David y dijo: ¿Para qué has descendido acá? ¿y a quién has dejado aquellas pocas ovejas en el desierto? Yo conozco tu soberbia y la malicia de tu corazón, que para ver la batalla has venido.
5. Ten Seguridad en lo que haces. La fe es positiva y es negativa si tú crees que si puedes esa es tu fe por lo tanto lo lograras. V 32 “Y dijo David a Saúl: No desmaye el corazón de ninguno a causa de él; tu siervo irá y peleará contra este filisteo.
6. No permitas que te minimicen. Muchas personas te van a decir que no puedes pero eso depende de ti. V 33 “Dijo Saúl a David: No podrás tú ir contra aquel filisteo, para pelear con él; porque tú eres muchacho, y él un hombre de guerra desde su juventud.
7. Mira tus dificultades como experiencias para triunfar. Las personas sabias aprenden de sus fracasos más que de sus victorias. Muchos triunfos pueden llegar por el azar las derrotas nos enseñan a corregir y avanzar.  V 34-36 “David respondió a Saúl: Tu siervo era pastor de las ovejas de su padre; y cuando venía un león, o un oso, y tomaba algún cordero de la manada, salía yo tras él, y lo hería, y lo libraba de su boca; y si se levantaba contra mí, yo le echaba mano de la quijada, y lo hería y lo mataba. Fuese león, fuese oso, tu siervo lo mataba; y este filisteo incircunciso será como uno de ellos, porque ha provocado al ejército del Dios viviente.
8. Confía en Jehová si él ya te ha librado antes lo hará ahora.  Si Jesucristo en otras ocasiones ya te ha protegido entonces porque tienes miedo ahora. V 37 “Añadió David: Jehová, que me ha librado de las garras del león y de las garras del oso, él también me librará de la mano de este filisteo. Y dijo Saúl a David: Ve, y Jehová esté contigo.
9. Se tú mismo. Tú no necesitas parecerte a nadie. Dios te ha dotado de dones y talentos no envidies ni anheles lo de los demás. V 38-40 “Y Saúl vistió a David con sus ropas, y puso sobre su cabeza un casco de bronce, y le armó de coraza. Y ciñó David su espada sobre sus vestidos, y probó a andar, porque nunca había hecho la prueba. Y dijo David a Saúl: Yo no puedo andar con esto, porque nunca lo practiqué. Y David echó de sí aquellas cosas. Y tomó su cayado en su mano, y escogió cinco piedras lisas del arroyo, y las puso en el saco pastoril, en el zurrón que traía, y tomó su honda en su mano, y se fue hacia el filisteo.
10. Recuerda que por encima de tu capacidad está el poder de Jehová. No importa cuán capacitados estemos el único que nos permite triunfar es Jesucristo. V 44-45, 47 “Dijo luego el filisteo a David: Ven a mí, y daré tu carne a las aves del cielo y a las bestias del campo Entonces dijo David al filisteo: Tú vienes a mí con espada y lanza y jabalina; mas yo vengo a ti en el nombre de Jehová de los ejércitos, el Dios de los escuadrones de Israel, a quien tú has provocado, Y sabrá toda esta congregación que Jehová no salva con espada y con lanza; porque de Jehová es la batalla, y él os entregará en nuestras manos.
11. Declara con autoridad lo que quieres. Esto es tener la capacidad de visionar lo que queremos. Dios nos ha dado el poder en nuestra boca tu puedes declarar victoria o derrota. V 46 “Jehová te entregará hoy en mi mano, y yo te venceré, y te cortaré la cabeza, y daré hoy los cuerpos de los filisteos a las aves del cielo y a las bestias de la tierra; y toda la tierra sabrá que hay Dios en Israel.
12. Siempre enfrenta al Problema. El camino más rápido al fracaso es el huir. Por más rápido que huyas el problema siempre te alcanzara. En el futbol hay una frase que dice: la mejor defensa es el ataque. V 48 “aconteció que cuando el filisteo se levantó y echó a andar para ir al encuentro de David, David se dio prisa, y corrió a la línea de batalla contra el filisteo.
Solo de esta forma vencemos a nuestros gigantes cualesquiera que sean. V 50 “Así venció David al filisteo con honda y piedra; e hirió al filisteo y lo mató, sin tener David espada en su mano.
Todos tenemos gigantes que enfrentar esto es normal el que no tiene gigantes que enfrentar es porque ya está muerto. Confía siempre en Jesucristo, esfuérzate se valiente y vencerás.