domingo, 10 de abril de 2016

Personas de Honor. 1 Samuel 26.



 VIDEO.
Una persona de honor es aquella que por su comportamiento y su honradez es apreciada por los demás.
Una persona de honor es aquella que se deja guiar por sus buenos principios. Su lema es Morir antes de Fallarse a sí mismo.
Jesucristo no solo quiere darnos salvación y vida eterna, Jesucristo quiere convertirnos en personas de honor.
Era muy común hablar de personas de honor en la antigüedad ahora eso es algo que ya no se conoce y podríamos decirse que ya no existe.

Como ser una persona de honor.
1. No se deja Influenciar por los demás. V 8 “Entonces dijo Abisai a David: Hoy ha entregado Dios a tu enemigo en tu mano; ahora, pues, déjame que le hiera con la lanza, y lo enclavaré en la tierra de un golpe, y no le daré segundo golpe.” es capaz de tomar sus propias decisiones.
2. Honra a los demás en especial a sus autoridades. V 9 “Y David respondió a Abisai: No le mates; porque ¿quién extenderá su mano contra el ungido de Jehová, y será inocente?
3. Es temeroso de Dios y todo lo deja en sus manos. V 10- 11 “Dijo además David: Vive Jehová, que si Jehová no lo hiriere, o su día llegue para que muera, o descendiendo en batalla perezca, guárdeme Jehová de extender mi mano contra el ungido de Jehová. Pero toma ahora la lanza que está a su cabecera, y la vasija de agua, y vámonos.
4. Da Protección a los suyos esto es un acto de hombría. V 15 “Y dijo David a Abner: ¿No eres tú un hombre? ¿y quién hay como tú en Israel? ¿Por qué, pues, no has guardado al rey tu señor? Porque uno del pueblo ha entrado a matar a tu señor el rey.” el fallar a un acto de honor se pagaba con la vida. V 16 “Esto que has hecho no está bien. Vive Jehová, que sois dignos de muerte, porque no habéis guardado a vuestro señor, al ungido de Jehová. Mira pues, ahora, dónde está la lanza del rey, y la vasija de agua que estaba a su cabecera.” Formas de Protección.
4.1. Proveer. 1 Timoteo 5: 8 “porque si alguno no provee para los suyos, y mayormente para los de su casa, ha negado la fe, y es peor que un incrédulo.
4.2. Tratar con honra a la Esposa. 1 Pedro 3: 7 “vosotros, maridos, igualmente, vivid con ellas sabiamente, dando honor a la mujer como a vaso más frágil, y como a coherederas de la gracia de la vida, para que vuestras oraciones no tengan estorbo.” Hoy en día muchos jóvenes tratan a las mujeres a los golpes ya no existe el romanticismo. Anteriormente los hombres conquistaban a las mujeres con su forma de ser.
4.3. Protege a su Familia. Efesios 5: 23 “porque el marido es cabeza de la mujer, así como Cristo es cabeza de la iglesia, la cual es su cuerpo, y él es su Salvador.” Ser cabeza no es mandar, ser cabeza es guiar y proteger.
4.4. Da la vida por los suyos. Efesios 5: 25 “Maridos, amad a vuestras mujeres, así como Cristo amó a la iglesia, y se entregó a sí mismo por ella,” una persona de honor da vida por cuidar o proteger a los suyos.
5. Las circunstancias no cambian su forma de honrar. 1 Samuel 26: 18 “Y dijo: ¿Por qué persigue así mi señor a su siervo? ¿Qué he hecho? ¿Qué mal hay en mi mano?” A pesar de que Saúl constantemente cambiaba de parecer en cuanto a perseguirlo. David no deja de honrarlo.
6. La Lealtad es su vida. V 23 “Y Jehová pague a cada uno su justicia y su lealtad; pues Jehová te había entregado hoy en mi mano, mas yo no quise extender mi mano contra el ungido de Jehová.
7. Su sí siempre es Si y su no siempre es No. Mateo 5: 37 “Pero sea vuestro hablar: Sí, sí; no, no; porque lo que es más de esto, de mal procede.
8. Tiene Dominio Propio. 2 Timoteo 1: 7 “Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio.” Las emociones como amor u odio no lo dominan. Una persona que no domina su amor o su odio puede terminar esclava de esos sentimientos.
9. Sabe Dominarse a sí mismo. Proverbios 16: 32 “Mejor es el que tarda en airarse que el fuerte; Y el que se enseñorea de su espíritu, que el que toma una ciudad.” Las personas de honor antes de pretender dominar a los demás se dominan así mismo, saben controlar sus emociones.
Una persona de honor es aquella que sabe responder con sus compromisos, es confiable y por esta razón se gana el aprecio de todos. Jesucristo nos hace nuevos y él quiere que con nuestros actos mostremos que somos parte de su pueblo.