domingo, 17 de abril de 2016

Una Vida en Retroceso. 1 Samuel 27-29.


Resultado de imagen para una vida en retroceso
VER VIDEO. 
Dios a todos nos hizo con la posibilidad de ser personas de éxito en todo lo que hagamos la única forma de lograr lo que nos hemos propuesto es si aprendemos siempre a marchar Hacia adelante y nunca pensar en retroceder.
El apóstol Pablo es un ejemplo de cómo conseguir lo que se propone. Pablo recomienda hacer tres  cosas. 1: no creer que ya lo has conseguido todo. Esto te convierte en una persona resignada y te estancas. 2. No mirar hacia atrás esto te hace perder fuerza. Y 3: Se exige para seguir avanzando debemos dar más de lo que decimos dar. Filipenses 3: 13 “Hermanos, yo mismo no pretendo haberlo ya alcanzado; pero una cosa hago: olvidando ciertamente lo que queda atrás, y extendiéndome a lo que está delante,” 

Como Empieza una vida en Retroceso.
1. Nos dejamos Dominar por el miedo. V 1 “Dijo luego David en su corazón: Al fin seré muerto algún día por la mano de Saúl; nada, por tanto, me será mejor que fugarme a la tierra de los filisteos, para que Saúl no se ocupe de mí, y no me ande buscando más por todo el territorio de Israel; y así escaparé de su mano.” muchas veces las cosas no salen como las esperábamos. Consecuencias de una vida con miedo.
1.1. Nos olvidamos de la Protección de Dios. Cuando le empezamos a temer al hombre desconfiamos del poder de Dios.  Proverbios 29: 25 “El temor del hombre pondrá lazo; Mas el que confía en Jehová será exaltado
1.2. El Miedo nos hace escondernos. En lo espiritual nos escondemos de Dios Génesis 3: 10 “” en lo secular nos escondemos de nuestras responsabilidades y de las personas que nos quieren y nos pueden ayudar.
1.3. Hacemos alianzas desiguales o nos metemos en yugo desigual. V 5 “Y David dijo a Aquis: Si he hallado gracia ante tus ojos, séame dado lugar en alguna de las aldeas para que habite allí; pues ¿por qué ha de morar tu siervo contigo en la ciudad real?
1.4. Nos resignamos a estilos de Vida que no son para nosotros. 1 Samuel 27: 7-9 “Fue el número de los días que David habitó en la tierra de los filisteos, un año y cuatro meses. Y subía David con sus hombres, y hacían incursiones contra los gesuritas, los gezritas y los amalecitas; porque éstos habitaban de largo tiempo la tierra, desde como quien va a Shur hasta la tierra de Egipto. Y asolaba David el país, y no dejaba con vida hombre ni mujer; y se llevaba las ovejas, las vacas, los asnos, los camellos y las ropas, y regresaba a Aquis.
2. Nos vamos en contra de nuestros principios e ideales. 28: 1-2 “Aconteció en aquellos días, que los filisteos reunieron sus fuerzas para pelear contra Israel. Y dijo Aquis a David: Ten entendido que has de salir conmigo a campaña, tú y tus hombres. Y David respondió a Aquis: Muy bien, tú sabrás lo que hará tu siervo. Y Aquis dijo a David: Por tanto, yo te constituiré guarda de mi persona durante toda mi vida.” ahora David no solo se iba a ir en contra de su pueblo sino que también se consideraba siervo del enemigo.
3. Perdemos nuestra Visión Espiritual y secular.  28: 7 “Entonces Saúl dijo a sus criados: Buscadme una mujer que tenga espíritu de adivinación, para que yo vaya a ella y por medio de ella pregunte. Y sus criados le respondieron: He aquí hay una mujer en Endor que tiene espíritu de adivinación.” todo esto llevados por el miedo en nuestro corazón. V 5 “Y cuando vio Saúl el campamento de los filisteos, tuvo miedo, y se turbó su corazón en gran manera
4. Perdemos nuestra Identidad queremos ser quien no somos. V 8 “Y se disfrazó Saúl, y se puso otros vestidos, y se fue con dos hombres, y vinieron a aquella mujer de noche; y él dijo: Yo te ruego que me adivines por el espíritu de adivinación, y me hagas subir a quien yo te dijere.
Dios en su misericordia evita que nosotros cometamos más errores que arruinarían nuestra vida. 29: 5-7 ¿No es éste David, de quien cantaban en las danzas, diciendo: Saúl hirió a sus miles, Y David a sus diez miles? Y Aquis llamó a David y le dijo: Vive Jehová, que tú has sido recto, y que me ha parecido bien tu salida y tu entrada en el campamento conmigo, y que ninguna cosa mala he hallado en ti desde el día que viniste a mí hasta hoy; mas a los ojos de los príncipes no agradas. Vuélvete, pues, y vete en paz, para no desagradar a los príncipes de los filisteos.” David estaba dispuesto a ir en contra de su Pueblo pero Jehová hizo que fuera desagradable delante de los príncipes de los filisteos y no le permitieron atentar contra los de su casa.
5. Nos dejamos Influenciar por los Demás. 1 Corintios 15: 33 “No erréis; las malas conversaciones corrompen las buenas costumbres.
6. No anéeles lo del malvado porque despreciaras lo tuyo. Proverbios 24: 1 “No tengas envidia de los hombres malos, Ni desees estar con ellos;
7. No Pierdas la Pasión por lo que haces. Colosenses 3: 23 “Y todo lo que hagáis, hacedlo de corazón, como para el Señor y no para los hombres;” el apasionamiento por lo que se hace nos facilita conseguir la victoria, una persona desanimada estorba a nuestros propósito y a los propósitos de los demás.
Nunca dejes que tus temores o prejuicios te impidan avanzar, si tú no avanzas te estancas y si te estancas vas en retroceso porque otros te pasan y te dejan. Si no has logrado lo que quieres sigue luchando no te desanimes y si ya lograste lo que querías sigue luchando por mejorar.