domingo, 3 de julio de 2016

Extendiendo los Dominios. 2 Samuel 8 - 9


Resultado de imagen para david extiende sus dominios
Todos en la vida queremos crecer en cada una de nuestras áreas; en el estudio, en el hogar, en las finanzas. Etc.
El problema es que muchas veces tenemos tanto afán por crecer que nos llenamos de ansiedad e impaciencia que en lugar de crecer parece que retrocedemos.
Al rey David le había llegado la hora de expandir sus dominios y a través de su vida Dios quiere que nosotros también aprendamos a extender nuestros dominios.
Pregúntate. ¿Qué Dominios quieres extender o en que es lo que quieres crecer?

Como Extender nuestros Dominios.
1. Luchando por lo que quieres. V 1-3 “Después de esto, aconteció que David derrotó a los filisteos y los sometió, y tomó David a Meteg-ama de mano de los filisteos. Derrotó también a los de Moab, y los midió con cordel, haciéndolos tender por tierra; y midió dos cordeles para hacerlos morir, y un cordel entero para preservarles la vida; y fueron los moabitas siervos de David, y pagaron tributo. Asimismo derrotó David a Hadad=ezer hijo de Rehob, rey de Soba, al ir éste a recuperar su territorio al río Éufrates.” David andaba de guerra en guerra. Todo lo que consiguió David no fue fácil. Las cosas importantes no son fáciles de lo contrario dejarían de ser Importantes.
Como ganar nuestra guerras.
1.1.Preparándose. Salmos 144: 1 “Bendito sea Jehová, mi roca, Quien adiestra mis manos para la batalla, Y mis dedos para la guerra;” Dios no quiere meternos en una burbuja de cristal para que el mundo no nos afecte. Dios quiere prepararnos para triunfar en el mundo.
1.2.No teniendo miedo. Isaías 41: 10 “No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia.” No tener miedo no significa no sentirlo. No temer es tener la capacidad de controlar el miedo.
2. Conoce tus fortalezas. V 4 “Y tomó David de ellos mil setecientos hombres de a caballo, y veinte mil hombres de a pie; y desjarretó David los caballos de todos los carros, pero dejó suficientes para cien carros.” David desmonto todos los carros y solo dejo cien  ya que posiblemente no tenía más personal para maniobrar las demás carretas.
En el mundo hay un adagio muy conocido: el que mucho abarca poco aprieta. Mira hasta dónde eres capaz de llegar o tomar no te excedas en lo que no puedes.
3. Confiando en Jehová. V 6 “Puso luego David guarnición en Siria de Damasco, y los sirios fueron hechos siervos de David, sujetos a tributo. Y Jehová dio la victoria a David por dondequiera que fue.” no luches tan solo en tus fuerzas utiliza las fuerzas de Jehová.
4. Se agradecido con Dios y los demás. V 11 “los cuales el rey David dedicó a Jehová, con la plata y el oro que había dedicado de todas las naciones que había sometido una persona agradecida siempre está dispuesta a dar lo mejor de sí.
5. Cumpliendo nuestros compromisos. 9: 1 “Dijo David: ¿Ha quedado alguno de la casa de Saúl, a quien haga yo misericordia por amor de Jonatán?” David había prometido a Jonatán que ayudaría a su familia cuando el gobernara. 1 Samuel 20: 15-16 “”
6. No haciendo acepción de personas. 2 Samuel 9: 7-8 “Y le dijo David: No tengas temor, porque yo a la verdad haré contigo misericordia por amor de Jonatán tu padre, y te devolveré todas las tierras de Saúl tu padre; y tú comerás siempre a mi mesa. Y él inclinándose, dijo: ¿Quién es tu siervo, para que mires a un perro muerto como yo?” las personas que menos piensas te pueden ayudar.
7. Esperando siempre el tiempo oportuno. Eclesiastés 3: 1- 3 “Todo tiene su tiempo, y todo lo que se quiere debajo del cielo tiene su hora. Tiempo de nacer, y tiempo de morir; tiempo de plantar, y tiempo de arrancar lo plantado; tiempo de matar, y tiempo de curar; tiempo de destruir, y tiempo de edificar.
8. Planificando lo que se hace. Lucas 14: 28- 30 “Porque ¿quién de vosotros, queriendo edificar una torre, no se sienta primero y calcula los gastos, a ver si tiene lo que necesita para acabarla? No sea que después que haya puesto el cimiento, y no pueda acabarla, todos los que lo vean comiencen a hacer burla de él, diciendo: Este hombre comenzó a edificar, y no pudo acabar.
9. Dando más de lo que somos capaces. Lucas 17: 10 “Así también vosotros, cuando hayáis hecho todo lo que os ha sido ordenado, decid: Siervos inútiles somos, pues lo que debíamos hacer, hicimos.
Dios quiere que tú y yo seamos hombres y mujeres de éxito que ampliemos nuestro territorio para lograrlo es necesario confiar en Jesucristo y esforzarnos por cada día capacitarnos y prepararnos para lograrlo.