domingo, 30 de octubre de 2016

Salomón y el Templo. 1 Reyes 6-7.


Resultado de imagen para nuestro cuerpo es el templo
Llego la hora de construir el templo para Jehová. En esta ocasión no vamos entrar a especular sobre que significa cada cosa que Salomón hizo. Del templo y de la casa de salomón podemos destacar algunas cosas importantes.
1. El Templo era la casa de Dios. 6: 1 “En el año cuatrocientos ochenta después que los hijos de Israel salieron de Egipto, el cuarto año del principio del reino de Salomón sobre Israel, en el mes de Zif, que es el mes segundo, comenzó él a edificar la casa de Jehová.” hoy en día Jehová exige que nuestro cuerpo sea el Templo o su casa. 1 Corintios 3: 16. ¿No sabéis que sois templo de Dios, y que el Espíritu de Dios mora en vosotros?

2. El templo era lo más hermoso y costoso 21-22, 30 “De manera que Salomón cubrió de oro puro la casa por dentro, y cerró la entrada del santuario con cadenas de oro, y lo cubrió de oro. Cubrió, pues, de oro toda la casa de arriba abajo, y asimismo cubrió de oro todo el altar que estaba frente al lugar santísimo. Y cubrió de oro el piso de la casa, por dentro y por fuera.
No estaba derrochando estaba dándole lo mejor a Jehová, su casa personal también era hermosa pero no tenía el mismo lujo que el Templo. 7: 1, 3, 47 “Después edificó Salomón su propia casa en trece años, y la terminó toda Y estaba cubierta de tablas de cedro arriba sobre las vigas, que se apoyaban en cuarenta y cinco columnas; cada hilera tenía quince columnas. Y no inquirió Salomón el peso del bronce de todos los utensilios, por la gran cantidad de ellos.
3. Dios está en nosotros que somos templo si cumplimos con sus Ordenanzas. 6: 12-13 “Con relación a esta casa que tú edificas, si anduvieres en mis estatutos e hicieres mis decretos, y guardares todos mis mandamientos andando en ellos, yo cumpliré contigo mi palabra que hablé a David tu padre; y habitaré en ella en medio de los hijos de Israel, y no dejaré a mi pueblo Israel.” Dios conoce nuestro corazón y nuestras debilidades, él requiere  de nosotros nuestra disposición.
4. El Templo era demasiado complejo lo componían cantidad de cosas milimétricamente calculadas. 6: 6 “El aposento de abajo era de cinco codos de ancho, el de en medio de seis codos de ancho, y el tercero de siete codos de ancho; porque por fuera había hecho disminuciones a la casa alrededor, para no empotrar las vigas en las paredes de la casa.” nuestro cuerpo es maravilloso están complejo que nadie en realidad sabe exactamente cómo funciona cada órgano y cada extensión del sistema nervioso.
Un templo tan lujoso y costoso lógicamente necesita de un gran cuidado y de un perfecto mantenimiento. Nuestro cuerpo debe ser cuidado. Efesios 5: 29 “Porque nadie aborreció jamás a su propia carne, sino que la sustenta y la cuida, como también Cristo a la iglesia

Cuidados de nuestro cuerpo o Templo de Dios.
1. Cuidar Nuestra menar de Pensar. Nuestro cerebro es la computadora que permite que todo funcione perfectamente. Filipenses 4: 8 “Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad.
2. No seas Inconforme con tu cuerpo.  1 Corintios 12: 23 “y a aquellos del cuerpo que nos parecen menos dignos, a éstos vestimos más dignamente; y los que en nosotros son menos decorosos, se tratan con más decoro.” todos los órganos de nuestro cuerpo son dignos de honra.
2.1. La Moda nos lleva a vivir inconformes. La moda es ser flaco, o es ser gorda, los crespos quieren ser lisos y los lisos anhelan ser crespos.
2.2. El Querer ser como los demás nos llevan a dañar nuestro cuerpo.
3. Haz Ejercicio sin caer en la Idolatría Personal.  2 Timoteo 2: 5 “Y también el que lucha como atleta, no es coronado si no lucha legítimamente.” Pablo habla de atletas ya que un atleta cuida su cuerpo como el medio de trabajo.
4. Embellécelo sin caer en la Vanidad. 1 Timoteo 2: 9 “Asimismo que las mujeres se atavíen de ropa decorosa, con pudor y modestia; no con peinado ostentoso, ni oro, ni perlas, ni vestidos costosos” en ese tiempo las mujeres eran las vanidosas hoy en día hay más hombres vanidosos que mujeres.
5. No seas Glotón. Proverbios 28: 7; 23: 20-21 “El que guarda la ley es hijo prudente; 
Mas el que es compañero de glotones avergüenza a su padre. No estés con los bebedores de vino, 
Ni con los comedores de carne; Porque el bebedor y el comilón empobrecerán, 
Y el sueño hará vestir vestidos rotos.
” no es malo comer, lo malo es el exceso de alimentos que dañan nuestro organismo.
Un cuerpo enfermo no rinde de manera secular ni espiritual. Estando enfermo no puedes trabajar con dinamismo y estando enfermo tampoco se Adora con la misma energía y gozo.
Nuestro cuerpo es el verdadero templo para Dios y al igual que el templo físico debe ser algo hermoso y bien cuidado. Un cuerpo enfermo no puede adorar a Dios con todo su corazón.