sábado, 7 de abril de 2018

Amoblando mi Vida. 2 Crónicas 4.

Resultado de imagen para LA BELLEZA DE las personas no tiene que ver con su caraSalomón ya había terminado de construir el Templo ahora tenía una tarea también bastante difícil, esa tarea era amoblar el templo.
Cada una de las cosas que nos muestra este capítulo posiblemente no tiene ningún significado en especial, pero si debían escogerse de manera meticulosa ya que no podían desentonar con la arquitectura del templo. Para decorar el templo o cualquier otra casa debe tenerse muy en cuenta cual es el presupuesto con el cual contamos y de esta manera no hacer gastos innecesarios.

Los muebles en una casa no solo tienen que ver con suplir una necesidad, también cumplen un papel muy importante en el embellecimiento.
Nosotros somos templo de Dios por lo tanto también debemos tener en cuenta como nos podemos embellecer tanto en lo físico como en el Alma.
1. Ten una Buena Actitud. De nuestra actitud depende nuestra sana convivencia con los demás. Salmos 133: 1 ¡Mirad cuán bueno y cuán delicioso es Habitar los hermanos juntos en armonía!” nuestra actitud es la que determina que nos amen o que nos odien.
2. Ten Cuidado en tu forma de Hablar. Proverbios 15: 1 “La blanda respuesta quita la ira; 
Mas la palabra áspera hace subir el furor.
” nuestra forma de hablar hace parte de una hermosa decoración en nuestra vida.
Cuando hablamos de nuestra boca deben salir palabras que restauren y ayuden a los demás a sazonar su vida, muchas personas tienen una forma de vida desabrida, sin sabor. De nuestra forma de hablar depende que otros enriquezcan su vida. Colosenses 4: 6 “Sea vuestra palabra siempre con gracia, sazonada con sal, para que sepáis cómo debéis responder a cada uno
3. Vístete de Manera Decorosa. Este mandato no solo es para la mujer, el hombre también debe vestirse de tal manera que sea agradable ante los demás en especial para su pareja, nuestro vestir debe hacer que nuestra pareja y familiares se sientan orgullosos de nosotros y no avergonzados. Éxodo 28: 2  Y harás vestiduras sagradas a Aarón tu hermano, para honra y hermosura.
4. Ten bunas normas de Comportamiento. En tiempos antiguos se le llamaba: normas de urbanidad. Es decir se nos enseñaba cómo comportarnos ante los demás.
4.1. Ante las Mujeres: darles la mano al bajar por escaleras, abrirles la puerta del automóvil.
4.2. Ante los Ancianos: cederles el asiento de un bus, ayudarles a pasar la calle. Etc.
4.3. Decir: gracias, por favor. Etc. Estas palabras no cuestan nada pero si enriquecen mucho a los demás.
Estas son tan solo algunas maneras de comportamiento. Cada uno de nosotros podemos pensar en que hacer o cómo comportarnos para agradar a los demás. Recuerda que los demás nos tratan de la misma forma como nosotros los tratamos a ellos. Mateo 7: 12 “Así que, todas las cosas que queráis que los hombres hagan con vosotros, así también haced vosotros con ellos; porque esto es la ley y los profetas.
Salomón quería amoblar el templo de la mejor manera con el fin de que fuera el complemento de la hermosura en su edificación. Nuestra actitud es el mobiliario que complementa la belleza física que podamos tener.