sábado, 9 de junio de 2018

Dependiendo de Dios. 2 Crónicas 13.

Resultado de imagen para dependiendo de diosLa verdad de Jesucristo es que mientras estemos en este mundo siempre tendremos dificultades o problemas. Juan 16: 33 “Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo
Jehová no nos promete quitarnos los problemas pero si nos promete que estará con nosotros para ayudarnos a superarlos. Isaías 43: 2 “Cuando pases por las aguas, yo estaré contigo; y si por los ríos, no te anegarán. Cuando pases por el fuego, no te quemarás, ni la llama arderá en ti
Depender de Dios no es no hacer nada Dios no quiere un pueblo inútil.

Que es Depender de Dios.
1. Es estar seguros de lo que Dios ha hecho no solo con nosotros, también con nuestros antepasados. V 5 ¿No sabéis vosotros, que Jehová Dios de Israel dio el reino a David sobre Israel para siempre, a él y a sus hijos bajo pacto de sal?” la sal era lo más valioso por considerarse capas de sanar, desinfectar, conservar, purificar. Etc. Por esta razón los pactos que se hacían con sal eran inquebrantables.
2. No sentirnos Inferiores a si aparentemente estemos en desigualdad con los del mundo o con nuestros enemigos. V 8 “Y ahora vosotros tratáis de resistir al reino de Jehová en mano de los hijos de David, porque sois muchos, y tenéis con vosotros los becerros de oro que Jeroboam os hizo por dioses” lo importante no es cuanto tenemos, lo importante es que hace Jesucristo con lo que tenemos. V 3 “Entonces Abías ordenó batalla con un ejército de cuatrocientos mil hombres de guerra valerosos y escogidos: y Jeroboam ordenó batalla contra él con ochocientos mil hombres escogidos, fuertes y valerosos.
A Jesucristo le da igual ayudarnos con mucho o con poco, Jesucristo siempre nos da lo que necesitamos así parezca que lo que tenemos es insuficiente. 1 Samuel 14: 6 “Dijo, pues, Jonatán a su paje de armas: Ven, pasemos a la guarnición de estos incircuncisos; quizá haga algo Jehová por nosotros, pues no es difícil para Jehová salvar con muchos o con pocos
3. Saber que Dios no Respalda a quienes lo rechazan. V 9 ¿No habéis arrojado vosotros a los sacerdotes de Jehová, a los hijos de Aarón, y a los levitas, y os habéis designado sacerdotes a la manera de los pueblos de otras tierras, para que cualquiera venga a consagrarse con un becerro y siete carneros, y así sea sacerdote de los que no son dioses?” Jesucristo tan solo maneja dos opciones o estamos con él o estamos en su contra. Mateo 12: 30 “El que no es conmigo, contra mí es; y el que conmigo no recoge, desparrama. 
4. Entender que le pertenecemos a Jehová y por esta razón él nos protege. V 10 “Mas en cuanto a nosotros, Jehová es nuestro Dios, y no le hemos dejado: y los sacerdotes que ministran delante de Jehová son los hijos de Aarón, y los que están en la obra son los levitas,  Dios se encarga de nuestros enemigos. Deuteronomio 28: 7 “Jehová derrotará a tus enemigos que se levantaren contra ti; por un camino saldrán contra ti, y por siete caminos huirán de delante de ti
5. Estar convencidos que es Dios quien nos Dirige. V 12 “Y he aquí Dios está con nosotros por jefe, y sus sacerdotes con las trompetas del júbilo para que suenen contra vosotros. Oh hijos de Israel, no peleéis contra Jehová el Dios de vuestros padres, porque no prosperaréis.” Dios es nuestro Jefe por lo tanto es el quien nos dice que hacer, cuando y conque.
6. No desesperarnos en los momentos críticos. V 13-14 “Pero Jeroboam hizo tender una emboscada para venir a ellos por la espalda: y estando así delante de ellos, la emboscada estaba a espaldas de Judá. Y cuando miró Judá, he aquí que tenía batalla por delante y a las espaldas; por lo que clamaron a Jehová, y los sacerdotes tocaron las trompetas” el Apóstol Pablo reconocía que en muchas ocasiones se encontraba caído pero nunca se consideraba un derrotado. No importa cuán difícil parezca lo que nos suceda con Jesucristo siempre tendremos Esperanza. 2 Corintios 4: 8 “que estamos atribulados en todo, mas no angustiados; en apuros, mas no desesperados; perseguidos, mas no desamparados; derribados, pero no destruidos;
7. Tener siempre una Actitud de Vencedor. V 15- 16 “Entonces los de Judá gritaron con fuerza; y así que ellos alzaron el grito, Dios desbarató a Jeroboam y a todo Israel delante de Abías y de Judá: Y huyeron los hijos de Israel delante de Judá, y Dios los entregó en sus manos” la actitud de una persona es la que determina el éxito o el fracaso.
8. Dejarnos Entrenar. Salmos 144: 1 “Bendito sea Jehová, mi roca, Quien adiestra mis manos para la batalla, Y mis dedos para la guerra” Jesucristo no nos evita las batallas él nos entrena para que resultemos victoriosos.
Depender de Dios no significa que no tengamos que hacer nada, depender de Dios es dejar que él nos prepare o nos entrene para la guerra. La protección de un entrenador de futbol consiste en prepararlos para que ganen los partidos.