domingo, 8 de julio de 2018

Convicción y Conveniencia. 2 Crónicas 18


Resultado de imagen para conviccion o convenienciaEn este mundo solo hay dos formas de hacer las cosas, por convicción o por conveniencia.
Convicción es estar seguros  o convencidos de que lo que estamos haciendo está bien o al menos  estamos convencidos que lo queremos hacer.
Conveniencia. Es estar seguro que eso que voy hacer me es: provechoso, Beneficioso o Útil para lo que yo quiero Lograr.
Puede darse el caso que estemos convencidos de lo que queremos, el problema es que eso que queremos no nos conviene porque no nos es tan útil.

Las personas de éxito son aquellas que han aprendido a manejar las dos posturas, saben actuar por convicción pero también tienen muy en cuenta la Conveniencia.
Puedes estar enamorada o enamorado de esa persona, lo malo es que no te conviene ya que tienen sueños, metas o propósitos muy diferentes tanto en lo espiritual como en lo secular, en este caso la conveniencia se antepone al enamoramiento.
Acab era un rey que no maneja estas dos formas de actuar, es decir vivía en desequilibrio, el solo actuaba por conveniencia. V 6-7 “Pero Josafat dijo: ¿Hay aún aquí algún profeta de Jehová, para que por medio de él preguntemos?  18:7 Y el rey de Israel respondió a Josafat: Aun hay aquí un hombre por el cual podemos preguntar a Jehová: más yo le aborrezco, porque nunca me profetiza cosa buena, sino siempre mal. Este es Micaías, hijo de Imla. Y respondió Josafat: No hable así el rey. ” Acab solo quería oír lo que a él le convenía.
La conveniencia puede ser buena o mala, es buena cuando hago cosas que vayan en beneficio del propósito que queremos alcanzar.
Es mala cuando solo aceptamos lo que nos gusta y hacemos que otros hagan lo que queremos a si esto no tenga un propósito valido. V 11-12 “De esta manera profetizaban también todos los profetas, diciendo: Sube contra Ramot de Galaad, y serás prosperado; porque Jehová la entregará en mano del rey.  18:12 Y el mensajero que había ido a llamar a Micaías, le hablo, diciendo: He aquí las palabras de los profetas a una voz anuncian al rey cosas buenas; yo, pues, te ruego que tu palabra sea como la de uno de ellos, que hables bien.
Como Actuar Convenientemente.
1. Debemos Asesorarnos de Dios y de quienes él Pone en nuestro Camino. V 4 “Además dijo Josafat al rey de Israel: te Ruégo que consultes hoy la palabra de Jehová.” Dios y otras personas neutras pueden ver desde otra óptica diferente a nuestra mala conveniencia.
2. Debemos Anteponer lo Bueno para nuestro Propósito  que lo que Queremos para Nosotros.  V 13 “Dijo Micaías: Vive Jehová, que lo que mi Dios me dijere, eso hablaré. Y vino al rey” no siempre eso que tanto queremos nos conviene Ese carro del cual estas antojado teniendo en cuenta tu salario o tus ingresos es posible que no te convenga.
3. No Ignores la Realidad. V 25-26 “Entonces el rey de Israel dijo: Tomad a Micaías, y llevadlo a Amón gobernador de la ciudad, y a Joás hijo del rey.  18:26 Y decidles: El rey ha dicho así: Poned a éste en la cárcel, y sustentadle con pan de aflicción y agua de angustia, hasta que yo vuelva en paz. Nuestras emociones muchas veces tapan la realidad de las cosas y por eso no vemos lo que en realidad nos conviene.
4. No te Escondas de la realidad. V 28 -29 “Subieron, pues, el rey de Israel, y Josafat rey de Judá, a Ramot de Galaad.  18:29 Y dijo el rey de Israel a Josafat: Yo me disfrazaré para entrar en la batalla, pero tú vístete tus ropas reales. Y se disfrazó el rey de Israel, y entro en la batalla.” podemos fingir estar felices, podemos disfrazarnos de lo que queramos tarde o temprano tendremos que enfrentarnos a la realidad y la consecuencia de nuestra Irresponsabilidad. V33-34 “Mas disparando uno el arco a la ventura, hirió al rey de Israel entre las junturas y el coselete. El entonces dijo al cochero: Vuelve las riendas, y sácame del campo, porque estoy mal herido.  18:34 Y arreció la batalla aquel día, por lo que estuvo el rey de Israel en pie en el carro enfrente de los sirios hasta la tarde; y murió al ponerse el sol.” Hay cosas que son demasiado obvias, sin ser muy expertos podemos darnos cuenta que no nos conviene, el problema es que preferimos escondernos de la realidad de lo que sabemos nos va a pasar.
5. Debemos tener un Propósito Claro. 1 Corintios 9: 26 “Así que, yo de esta manera corro, no como a la ventura; de esta manera peleo, no como quien golpea el aire,” si no sabemos que es lo que queremos difícilmente podremos saber que es lo más conveniente.
6. Debo analizar los Pro y los Contras. 1 Tesalonicenses 5: 21 “Examinadlo todo; retened lo bueno.” todas las cosas al igual que las personas tenemos cosas buenas y cosas malas debemos analizar que nos conviene.
7. Debemos entender que no todo por ser bueno nos conviene. 1 Corintios 10: 23 “Todo me es lícito, pero no todo conviene; todo me es lícito, pero no todo edifica” no siempre lo prohibido es no conveniente, hay cosas que si se pueden hacer pero no convienen.
Las personas de éxito son aquellas que han aprendido a tener vidas equilibradas, saben manejar muy bien la conveniencia y la convicción. Es necesario estar convencido de lo que vamos hacer pero también debemos saber si eso es conveniente.