jueves, 9 de agosto de 2018

Cuídate de los Malos Consejos. 2 Crónicas 22

Resultado de imagen para cuidate de los malos consejosEn este mundo todos tenemos inconvenientes o dudas que necesitamos resolver y para esto necesitamos acudir a alguien para pedir un consejo. Un consejo es una recomendación o exhortación. Pedir un consejo es todo un arte no todo el mundo está en condiciones de darnos un consejo. La función de un consejo es darnos luz en ese mundo de oscuridad que podemos estar pasando hay personas que en lugar de ayudarnos a salir de ese problema su consejo nos ayuda pero a hundirnos del todo.

Tú y yo somos mensajeros de Dios. Nuestra función es hablar en nombre de Dios antes de abrir tu boca pregúntate. ¿Eso qué voy hablar si lo diría Dios? ¿Qué pretendes lograr con eso que vas a decir?
Lo que producen los malos consejos.
1. Nos hacen desviar del buen camino y tomar el malo. V 3 “También él anduvo en los caminos de la casa de Acab: pues su madre le aconsejaba a que actuase impíamente.
2. Nos hacen actuar mal. V 4 “Hizo pues lo malo ante los ojos de Jehová, como la casa de Acab; porque después de la muerte de su padre, ellos le aconsejaron para su perdición.
3. Nos llevan a vivir en constante guerra con los demás y con nosotros mismos. V 5 “Y él anduvo en los consejos de ellos, y fue a la guerra con Joram hijo de Acab, rey de Israel, contra Hazael rey de Siria, a Ramot de Galaad, donde los Siros hirieron a Joram
4. Nos hacen daño emocional, físico y espiritual. V 6 “Y volvió para curarse en Jezreel de las heridas que le habían hecho en Ramot, peleando contra Hazael rey de Siria. Y descendió Ocozías hijo de Joram, rey de Judá, para visitar a Joram hijo de Acab, en Jezreel, porque allí estaba enfermo.
El no andar junto a los malvados nos hace doblemente feliz.  Salmos 1: 1 -2 “Bienaventurado el varón que no anduvo en consejo de malos, Ni estuvo en camino de pecadores, Ni en silla de  escarnecedores se ha sentado; 1:2 Sino que en la ley de Jehová está su delicia, Y en su ley medita de día y de noche.
Que debemos tener en cuenta para escuchar un consejo.
1. Tener en cuenta que los malos amigos pueden dañar nuestras buenas costumbres. “saludar, sonreír, ser agradecidos. Etc.” 1 corintios 15: 33 “No erréis; las malas conversaciones corrompen las buenas costumbres.
2. No dejes que otros dañen tu manera de ser.  Proverbio 22: 24-25 “No te entremetas con el iracundo,  Ni te acompañes con el hombre de enojos, No sea que aprendas sus maneras,  Y tomes lazo para tu alma
3. Enseña siempre con tu ejemplo. Tito 2: 6-8 “Exhorta asimismo a los jóvenes a que sean  prudentes;  2:7 presentándote tú en todo como ejemplo de buenas obras; en la enseñanza mostrando integridad, seriedad,  2:8 palabra sana e irreprochable, de modo que el adversario se avergüence, y no tenga nada malo que decir de vosotros.
4. Cuídate de los consejos del malvado. Salmos 64: 2 “Escóndeme del consejo secreto de los malignos, De la conspiración de los que hacen iniquidad,
5. Atrévete a decir no a los consejos de los malvados. Hechos 4: 19-20 “Más Pedro y Juan respondieron diciéndoles: Juzgad si es justo delante de Dios obedecer a vosotros antes que a Dios;
4:20 porque no podemos dejar de decir lo que hemos visto y oído
.
Los malos consejos traen consecuencias desagradables para nosotros y para los demás y sobre todo para los que más amamos. 2 Samuel 13: 5 ,14 “Y Jonadab le dijo: Acuéstate en tu cama, y finge que estás enfermo; y cuando tu padre viniere a visitarte, dile: Te ruego que venga mi hermana Tamar, para que me dé de comer, y prepare delante de mí alguna vianda, para que al verla yo la coma de su mano; Mas él no la quiso oír, sino que pudiendo más que ella, la forzó, y se acostó con ella. 
Es mejor que pienses muy bien conque tipo de personas te juntas recuerda que no todos quieren tu bien. Pídele a Dios sabiduría y discernimiento para saber a quién debes escuchar. Si queremos dar un consejo también es necesario que conectemos nuestra lengua no a nuestro cerebro sería mejor conectarla con Dios para poder hablar con sabiduría celestial.