sábado, 1 de marzo de 2014

Una Vida consagrada. Éxodo 29-30.

Consagrar es dedicar tiempo y esfuerzo es  entregarse, disponerse de cuerpo y alma a alguna actividad que puede ser de carácter religioso o secular.
Cuando hablamos de consagración creemos que solo es en lo espiritual.
Solo una vida consagrada puede llegar a conseguir el éxito en cualquier actividad que esté desarrollando.
Una persona consagrada es una persona dedicada es aquella que en cada proyecto que comienza deja su vida, lo da todo, en el futbol dirían suda la camiseta y deja su alma en la cancha.
Definitivamente solo una persona consagrada puede lograr una vida de éxito. En lo espiritual Dios quiere que los sacerdotes sean consagrados es decir que sean solo de él. V 1 a “Esto es lo que les harás para consagrarlos, para que sean mis sacerdotes
Una persona consagrada se caracteriza por.
1. Dar lo mejor de sí. V 1 b – 3 “Toma un becerro de la vacada, y dos carneros sin defecto;
29:2 y panes sin levadura, y tortas sin levadura amasadas con aceite, y hojaldres sin levadura untadas con aceite; las harás de flor de harina de trigo. 29:3 Y las pondrás en un canastillo, y en el canastillo las ofrecerás, con el becerro y los dos carneros.
2. Siempre está dispuesto a quitar de si lo que le impide avanzar. V 4 “Y llevarás a Aarón y a sus hijos a la puerta del tabernáculo de reunión, y los lavarás con agua” miedos, complejos de inferioridad o de superioridad, pereza. Etc.
3. Siempre está dispuesto a enseñar o transmitir bendición. V 29 “Y las vestiduras santas, que son de Aarón, serán de sus hijos después de él, para ser ungidos en ellas, y para ser en ellas consagrados.
4. Siempre respeta y valora lo que tiene. 30: 26-29 “Con él ungirás el tabernáculo de reunión, el arca del testimonio, 30:27 la mesa con todos sus utensilios, el candelero con todos sus utensilios, el altar del incienso, 30:28 el altar del holocausto con todos sus utensilios, y la fuente y su base.
30:29 Así los consagrarás, y serán cosas santísimas; todo lo que tocare en ellos, será santificado.
Una persona consagrada es una persona dedicada. Las cosas hechas a mano necesitan más dedicación requieren más tiempo por lo tanto son más costosas.
Jesús era un hombre consagrado a su trabajo y esto lo demostraba desde muy pequeño. Lucas 2: 48-49 “Cuando le vieron, se sorprendieron; y le dijo su madre: Hijo, ¿por qué nos has hecho así? He aquí, tu padre y yo te hemos buscado con angustia. 
2:49 Entonces él les dijo: ¿Por qué me buscabais? ¿No sabíais que en los negocios de mi Padre me es necesario estar?
Una persona debe ser dedicada consagrada en cada actividad de su vida.
Esposo dedicado. Es capaz de dejar todo por su esposa y familia. Génesis 2: 24 “Por tanto, dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y serán una sola carne.” se entrega. Ama a su familia. Efesios 5: 25 “Maridos, amad a vuestras mujeres, así como Cristo amó a la iglesia, y se entregó a sí mismo por ella,” es cabeza. 1 Corintios 11: 3 “Pero quiero que sepáis que Cristo es la cabeza de todo varón, y el varón es la cabeza de la mujer, y Dios la cabeza de Cristo.
Padre dedicado. Provee para los suyos. 1 Timoteo 5: 8 “porque si alguno no provee para los suyos, y mayormente para los de su casa, ha negado la fe, y es peor que un incrédulo” no solo provee de los recursos económicos también provee de amor, de comprensión, Etc.
Estudiante dedicado. Siempre busca ser el mejor, trata por todos los medios de no ser carga innecesaria para sus padres.
Un cristiano dedicado. Siempre está listo para servir. Juan 12: 26 “Si alguno me sirve, sígame; y donde yo estuviere, allí también estará mi servidor. Si alguno me sirviere, mi Padre le honrará.”  y sobre todo un cristiano consagrado sirve con alegría de corazón. Salmos 2: 11 “”
Una persona dedicada es aquella que hace las cosas no como para los hombres. Colosenses 3: 23 – 24.  “Y todo lo que hagáis, hacedlo de corazón, como para el Señor y no para los hombres;  3:24 sabiendo que del Señor recibiréis la recompensa de la herencia, porque a Cristo el Señor servís.
El único camino que nos lleva a tener éxito en nuestra vida es siendo consagrados en lo que hacemos. Esfuérzate y se valiente. No hagas las cosas solo por hacerlas, no las hagas de mala gana hazlo con dedicación y esmero.


  



      


Contribuye con nuestro ministerio. Con tu ofrenda podemos llegar a más personas con el evangelio de salvación. CONTÁCTANOS.