domingo, 17 de mayo de 2015

La Toma de Jericó. Josué 6

La tierra prometida era el propósito que tenían los israelitas. Por ese propósito transitaron por cuarenta años en el desierto.
Cuál es tu propósito que es lo que quieres lograr en la vida. ¿Cuánto tiempo has luchado para conseguirlo?
Cuando ya el pueblo estaba a punto de conseguirlo se encontraron con un obstáculo muy fuerte llamado Jericó ya habían superado uno llamado Jordán y ahora tenían otro obstáculo frente a ellos.
Muchas veces muy emocionados superamos un obstáculo y cuando ya estamos contentos a punto de lograr lo que queremos se nos presenta otro problema.
Como tomar a Jericó o como superar nuestros obstáculos.
1. Prepárate para Problemas difíciles. V 1 “Ahora, Jericó estaba cerrada, bien cerrada, a causa de los hijos de Israel; nadie entraba ni salía.” el eslogan de algunas instituciones de socorro es: es mejor estar preparado para algo que no puede pasar a que pase algo para lo cual no estemos preparados.
2. Créele a Dios que él te dará la victoria por difícil que parezca el problema. Piensa como un Victorioso. V 2 “Mas Jehová dijo a Josué: Mira, yo he entregado en tu mano a Jericó y a su rey, con sus varones de guerra.” la confianza en nosotros nos ayudara a triunfar.
3. Rodea y dale vueltas al problema. Es decir ten paciencia. V 3 “Rodearéis, pues, la ciudad todos los hombres de guerra, yendo alrededor de la ciudad una vez; y esto haréis durante seis días.” esta estrategia también la utiliza el enemigo. Cuando estamos preocupados siempre decimos es que hay algo que me está dando vueltas en mi cabeza. El gigante Goliat utilizaba esta estrategia. 1 Samuel 17: 16 “Venía, pues, aquel filisteo por la mañana y por la tarde, y así lo hizo durante cuarenta días” satanás no se queda atrás y él quiere desesperar e intimidar a la gente. 1 Pedro 5: 8 “Sed sobrios, y velad; porque vuestro adversario el diablo, como león rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar;
4. Ten una actitud de confianza en Dios y en Ti. V 5 a “Y cuando toquen prolongadamente el cuerno de carnero, así que oigáis el sonido de la bocina, todo el pueblo gritará a gran voz, y el muro de la ciudad caerá;” no era un grito de miedo era un grito de triunfo o de victoria. Que los demás sepan por tu actitud que tú eres un vencedor.
5. Actúa con valentía. V 5 b “entonces subirá el pueblo, cada uno derecho hacia adelante.” Dios nos da las oportunidades pero nosotros tenemos que actuar. Muchos cristianos creen que Dios no les ayuda pero la verdad es que nunca actuaron frente a las oportunidades que Dios les dio.
6. Dejándonos guiar por Dios a través de su palabra y de personas que el utiliza. V 10 “Y Josué mandó al pueblo, diciendo: Vosotros no gritaréis, ni se oirá vuestra voz, ni saldrá palabra de vuestra boca, hasta el día que yo os diga: Gritad; entonces gritaréis.
7. Acuérdate de las personas que te han ayudado. V 17 “Y será la ciudad anatema a Jehová, con todas las cosas que están en ella; solamente Rahab la ramera vivirá, con todos los que estén en casa con ella, por cuanto escondió a los mensajeros que enviamos.” a Jesucristo le molesta en gran manera que su pueblo sea  desagradecido con él.
8. No hagas cosas que a Dios o a los demás  les desagrada. V 18 “Pero vosotros guardaos del anatema; ni toquéis, ni toméis alguna cosa del anatema, no sea que hagáis anatema el campamento de Israel, y lo turbéis.
9. Consagra tus victorias a Jehová. Recuerda que sin el nada podríamos hacer. V 19 “Mas toda la plata y el oro, y los utensilios de bronce y de hierro, sean consagrados a Jehová, y entren en el tesoro de Jehová.
Es normal que cada vez que nos proponemos alcanzar una meta encontremos obstáculos los obstáculos hacen más interesante la victoria. Si lograr grandes cosas fueran fáciles cualquiera lo hiciera y automáticamente eso dejaría de ser una gran cosa.

No son los obstáculos los que nos impiden avanzar. Lo que nos impide avanzar es nuestra actitud frente a los obstáculos. Piensa y actúa siempre como un vencedor y lo lograras.