domingo, 24 de enero de 2016

La Obediencia. 1 Samuel 15.






A la mayoría de los seres humanos no nos gusta hablar de obediencia por que manejamos un significado limitado. Creemos que obedecer es simplemente someterse al mandato o a la voluntad de alguien o simplemente hacer lo que a otros les gusta que hagamos.
Obedecer es cumplir con nuestras obligaciones, es hacer lo que se tiene que hacer para que algo funcione.
Jehová quiere que seamos personas de éxito por esta razón lo que más le disgusta es la desobediencia. V 22 -23 “Y Samuel dijo: ¿Se complace Jehová tanto en los holocaustos y víctimas, como en que se obedezca a las palabras de Jehová? Ciertamente el obedecer es mejor que los sacrificios, y el prestar atención que la grosura de los carneros. Porque como pecado de adivinación es la rebelión, y como ídolos e idolatría la obstinación. Por cuanto tú desechaste la palabra de Jehová, él también te ha desechado para que no seas rey.

Jehová es un Dios de propósitos. Uno de esos propósitos era llevar a su pueblo a la libertad. Por lo tanto lo que a él más le molesta es que alguien trate de impedir lo que él ha dispuesto hacer. V 2 “Así ha dicho Jehová de los ejércitos: Yo castigaré lo que hizo Amalec a Israel al oponérsele en el camino cuando subía de Egipto.
Dios destruye todo lo que se opone a sus propósitos. La orden de Jehová dada a  Saúl era destruir a Amalec junto con todo lo que tenía. V 3 “Ve, pues, y hiere a Amalec, y destruye todo lo que tiene, y no te apiades de él; mata a hombres, mujeres, niños, y aun los de pecho, vacas, ovejas, camellos y asnos
El problema fue que Saúl desobedeció a la orden de Jehová. V 9 “Y Saúl y el pueblo perdonaron a Agag, y a lo mejor de las ovejas y del ganado mayor, de los animales engordados, de los carneros y de todo lo bueno, y no lo quisieron destruir; mas todo lo que era vil y despreciable destruyeron.” y como era lógico a Jehová le molesto en gran manera. V 10-11 “Y vino palabra de Jehová a Samuel, diciendo: Me pesa haber puesto por rey a Saúl, porque se ha vuelto de en pos de mí, y no ha cumplido mis palabras. Y se apesadumbró Samuel, y clamó a Jehová toda aquella noche.
Porque nos hacemos desobedientes.
1. No nos gusta sentirnos mandados. Queremos figurar y sentirnos más grandes de lo que somos.
2. Creer que lo que estamos haciendo está bien. V 13 “Vino, pues, Samuel a Saúl, y Saúl le dijo: Bendito seas tú de Jehová; yo he cumplido la palabra de Jehová.” muchas personas caen en la terquedad y no quieren admitir razones.
3. No reconocer nuestros errores y hacerlos ver como correctos. V 19-20 “¿Por qué, pues, no has oído la voz de Jehová, sino que vuelto al botín has hecho lo malo ante los ojos de Jehová? Y Saúl respondió a Samuel: Antes bien he obedecido la voz de Jehová, y fui a la misión que Jehová me envió, y he traído a Agag rey de Amalec, y he destruido a los amalecitas.
4. vivir de las excusas.
4.1. Fingir querer agradar a los demás.  V 15 “Y Saúl respondió: De Amalec los han traído; porque el pueblo perdonó lo mejor de las ovejas y de las vacas, para sacrificarlas a Jehová tu Dios, pero lo demás lo destruimos.” en el hogar es muy típica esta excusa. Lo hice por ustedes. Trabajo duro para mis hijos y con esto justifica el abandono en que los tiene.
4.2. Buscar culpables para nuestros actos. V 24 “Entonces Saúl dijo a Samuel: Yo he pecado; pues he quebrantado el mandamiento de Jehová y tus palabras, porque temí al pueblo y consentí a la voz de ellos. Perdona, pues, ahora mi pecado,” el esposo golpea a la esposa y después le dice: “si ve… se hizo golpear por tontica”
Consecuencias de la desobediencia.
1. Perdida del Propósito. V 26 “Y Samuel respondió a Saúl: No volveré contigo; porque desechaste la palabra de Jehová, y Jehová te ha desechado para que no seas rey sobre Israel.” cualquiera que sea tu propósito no lo vas a lograr si no te sometes a las normas.
1.1. Si tu propósito es llegar bien a tu casa tienes que obedecer todas las normas de tránsito seas conductor o peatón.
1.2. Si quieres ser un empresario exitoso tienes que obedecer a todas las normas que indica el código de comercio.
1.3. Si quieres tener éxito en todo lo que emprendas tendrás que ser obediente en todo lo que tengas que hacer.
2. Infelicidad. V 35 “Y nunca después vio Samuel a Saúl en toda su vida; y Samuel lloraba a Saúl; y Jehová se arrepentía de haber puesto a Saúl por rey sobre Israel.
Obedecer es más que tan solo someterse a otra persona o cumplir órdenes. Obedecer es hacer todo lo que se tiene que hacer para lograr un propósito o llegar a la meta. Si no tienes a quien obedecer crea tus propias reglas solo de esta forma triunfaras.